Nevada-Tan, la niña genio que degolló a su amiga y cuyo verdadero nombre fue revelado por accidente

·5  min de lectura
La menor fue condenada a nueve años en un reformatorio donde debía asistir a terapia psicológica
iStock

En 2004, una noticia llenó la mayoría de medios japoneses y del mundo cuando una niña 11 años asesinó a su mejor amiga. Se trata de Natsumi Tsuji, quien en junio de ese año decidió concretar un plan que, aparentemente, llevaba en preparación desde hacía un mes, cuando su mejor amiga, Satomi Mitarai, le escribió en los comentarios de su blog que era una “gorda” y una “pretenciosa”.

Los doce apóstoles: el motín que terminó con empanadas de carne humana

Natsumi aprovechó la hora del almuerzo del 1° de junio para llamar a Satomi a un salón alejado con la excusa de que iba a enseñarle un nuevo juego. Primero le indicó que cerrara los ojos y después le avisó lo que vendría: “Vas a morir”. La joven procedió a cortarle la garganta a su compañera con un bisturí para, luego, hacer lo mismo en sus dos muñecas. Luego, salió del aula tranquilamente con su ropa cubierta de sangre.

¿Quién era Natsumi Tsuji?

Nació el 21 de noviembre de 1992 en Sasebo, Japón. Por lo que cuentan sus papás, compañeros y profesores, era una estudiante sumamente aplicada e inteligente, con un promedio bastante superior al de sus demás compañeros. Sin embargo, su pasión realmente estaba en el anime, las leyendas urbanas y el cine gore, en el que las películas son sumamente violentas y sangrientas

Al parecer, Battle Royal, filme en el que se narra la historia de varios estudiantes que son abandonados en una isla y tienen que asesinarse entre ellos para sobrevivir, era una de sus películas favoritas.

De hecho, era tal su afición por este tipo de contenidos que creó un blog en el cual hablaba sobre las películas que veía y compartía historias de terror y videos e imágenes bastante violentas. Fue justamente ese medio por el que Satomi le hizo los comentarios que tanto la molestaron.

Quizás por su obsesión con este tipo de contenido violento, Natsumi comenzó a trasladar estos relatos a su vida real y, según comentaron sus papás a medios locales en el momento del suceso, empezó a comportarse de manera agresiva con sus compañeros e incluso con miembros de su familia y también a encerrarse más en su habitación.

Recibió nueve tiros durante “la masacre de Medellín” donde murieron más de 20 personas y vivió para contarlo

Nevada-Tan

Aparentemente, cuando Natsumi bajó de las escaleras cubierta de la sangre de su compañera, algunos de los jóvenes que la vieron le tomaron fotos en las que se podía ver que usaba un saco con la palabra “Nevada” escrita en la mitad.

De las supuestas fotografías solo hay réplicas, ya que el gobierno japonés prohibió que se reprodujeran en la web, ya que se trataba de una menor de edad que había cometido un delito muy grave. Además, al comienzo ni siquiera se sabía su nombre por esa misma razón, por lo que los medios la llamaban “La Chica A”.

Después, cuando el interés por el caso aún seguía latente, la niña fue bautizada por los medios como Nevada, por lo que llevaba puesto, y Tan, que significa pequeña: Nevada-Tan terminó siendo su apodo. Esto hasta que a un presentador se le escapó el nombre verdadero de la menor y la reacción fue casi inmediata. La identidad de Nevada-Tan quedó así al descubierto para la gran mayoría de personas.

El espeluznante culto a Nevada-Tan

Pasó tiempo para que la sociedad japonesa y el mundo dejaran de hablar del crimen. Sin embargo, lo que se vivió en redes sociales fue algo completamente diferente, pues creció un tipo de adoración por Natsumi. Aparentes fanáticos comenzaron a llenar las redes sociales de animes, ilustraciones e incluso cosplays de la menor de edad, quien se volvió una ídolo para algunas personas que la seguían en su blog o simplemente eran fanáticos de historias de terror como la de ella.

Además, este fenómeno no sólo ocurrió en Japón. En la Universidad de Nevada, en Estados Unidos, el saco que llevaba Natsumi se convirtió en el más vendido por un buen tiempo después del asesinato. Incluso la influencia de la menor llegó a la música. Algunas bandas de rock y metal, como Fecal Matter discorporated o Panik, dedicaron álbumes a Nevada-Tan.

¿Qué pasó con Nevada-Tan?

Meses después del asesinato, la menor fue condenada por un tribunal de familia a nueve años en un reformatorio, donde además debía asistir a terapia diariamente con psicólogos y psiquiatras infantiles.

Sin embargo, cuatro años después, en 2008, le permitieron el arresto domiciliario ya que, al parecer y según los reportes de las autoridades, ya se podía observar un cambio en el comportamiento de la joven. Tras cumplir su condena, en 2013 fue liberada y lo único que se sabe de ella desde ese momento es que abandonó Japón junto con su familia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.