Neuralink informa que fue autorizada a ensayar implantes cerebrales en humanos

·3  min de lectura
Imagen tomada de una emisión por vídeo de Neuralink en que Elon Musk habla junto a un robot quirúrgico durante la presentación de la empresa, el 28 de agosto de 2020
Imagen tomada de una emisión por vídeo de Neuralink en que Elon Musk habla junto a un robot quirúrgico durante la presentación de la empresa, el 28 de agosto de 2020

La empresa Neuralink, del millonario fundador de Tesla Elon Musk, informó este jueves que fue autorizada por la Administración estadounidense de Medicamentos y Alimentos (FDA) a ensayar sus implantes cerebrales en humanos.

"Es un primer paso importante que un día permitirá a nuestra tecnología ayudar a muchas personas", indicó en su cuenta de Twitter la empresa con sede en California, y agregó que "las selecciones para los ensayos clínicos todavía no están abiertas".

Neuralink diseña dispositivos con el fin de que el cerebro interactúe directamente con ordenadores.

En principio, estos aparatos deben servir para ayudar a personas con parálisis o que sufren de enfermedades neurológicas.

"Trabajamos duro para estar listos para nuestro primer (implante) humano y obviamente queremos ser extremadamente cuidadosos y estar seguros de que funcionará bien antes de poner el dispositivo en un humano", dijo Musk en una presentación de Neuralink en diciembre.

La empresa busca que dichos implantes sean suficientemente seguros y confiables para ser utilizados en cirugías electivas (que no son de emergencia) y que los interesados paguen algunos miles de dólares para dotar a su cerebro de una capacidad informática.

Para Musk, estos implantes deben permitir a la humanidad llegar a una "simbiosis con la IA (inteligencia artificial)", según un discurso dado durante una conferencia anual de la empresa en 2020.

Musk ha advertido en repetidas ocasiones sobre los peligros de la IA, y ha hecho públicos sus temores de que rebase al ser humano y tome el control.

- "Trabajar más rápido" -

En marzo de este año, el multimillonario fundó X.AI, una nueva empresa dedicada a la IA, probablemente para competir con OpenAI, creadora de ChatGPT, un programa de IA generativa capaz de interactuar con humanos y de producir toda clase de textos.

A finales de noviembre Musk tuiteó "estamos ahora confiados en que el dispositivo de Neuralink esté listo para los humanos, el calendario depende del proceso de aprobación de la FDA".

Por ahora los prototipos, del tamaño de una moneda, han sido implantados en cráneos de animales.

Varios primates fueron capaces tanto de "jugar" videojuegos como de "tipear" palabras en una pantalla solo con seguir el movimiento del cursor, según presentaciones de Neuralink.

En 2022, Musk pidió a sus empleados de Neuralink trabajar más rápido. "Estaremos muertos antes de que se produzca algo útil", dijo en una reunión de la compañía, según la agencia Bloomberg.

Synchron, otra empresa que trabaja en el control mental de ordenadores, anunció en julio de 2022 haber implantado la primera interfaz cerebro-máquina en Estados Unidos.

"Construimos una tecnología capaz de difundir directamente el pensamiento de personas que han perdido la capacidad de moverse o de hablar por una lesión o una enfermedad", explicó su fundador Thomas Oxley en un video en su sitio web.

Varios pacientes ensayan el implante, insertado en los vasos sanguíneos, con el fin de poder redactar correos o navegar en internet gracias a sus ojos y a su cerebro.

gc/caw/mr/dl/cjc/mr/dl