Netflix: El vecino es una lograda sátira española sobre los superhéroes

·3  min de lectura
El vecino, una lograda comedia de super héroes hecha en España
El vecino, una lograda comedia de super héroes hecha en España

El vecino (España 2021). Creada por: Miguel Esteban y Raúl Navarro (basada en el cómic homónimo de Santiago García y Pepo Pérez). Elenco: Quim Gutiérrez, Clara Lago, Catalina Sopelana, Adrián Pino y Fran Perea. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Si bien la deconstrucción de los superhéroes es moneda corriente en el mundo de las historietas, el cine y la televisión encontraron recientemente en esa variante, una nueva forma de darle una vuelta de tuerca al género. Y mientras Kick- Ass, Watchmen, o las recientes The Boys e Invincible estudian a los héroes desde una óptica violenta y cargada de cinismo, El Vecino propone una sátira que, con humor, brinda una original mirada sobre qué puede significar ese remanido concepto de “luchar por la justicia”.

El comienzo de la historia muestra a Javier (Quim Gutiérrez), un treintañero que no tiene muy definido su futuro. Su trabajo en un bar ni le va ni le viene, y el vínculo con su novia Lola (Clara Lago) va de mal en peor. Sin embargo, su vida cambia cuando es testigo de la caída de un extraño artefacto del espacio, del que sale un guerrero moribundo. Ese alien es dueño de extraños poderes, y antes de su último aliento, logra pasarle a Javier sus extraordinarias habilidades. Rápidamente, el protagonista descubre que puede volar y que hasta tiene súper fuerza, y sin nada mejor que hacer, decide convertirse en Titán, el primer héroe madrileño . Pero poco a poco, su vida personal y su nueva faceta comienzan a mezclarse, principalmente cuando su novia, en su rol de periodista, se obsesione con descubrir quién es realmente ese justiciero. Como un Superman de cabotaje, Javier debe ocultarle su nueva identidad a su pareja, mientras aprende de qué se trata el oficio de superhéroe.

Uno de los logros de El vecino es comprender que si bien el marco de la trama es una historia de súper poderes, el corazón se encuentra en otro lado. De esa manera, mucho más importante que ver a Titán ejerciendo su rol de defensor es descubrir el cambio que atraviesa el protagonista al intentar combinar el caos natural que es su vida íntima, con el recién adquirido hábito de volar por los aires. Bajo esa premisa, la primera temporada de esta ficción lograba un delicado equilibrio entre la comedia costumbrista, y el género de súper héroes. La gris rutina de Javier y el desorden de su vida, se trasladan indefectiblemente a su nueva faceta, y con esa fórmula la serie triunfaba en su propuesta. Por ese motivo, la segunda temporada, que acaba de estrenarse en Netflix, se encontró ante el reto ser fiel a la premisa, pero procurando una vuelta de tuerca .

En los nuevos episodios de El vecino, Lola es quien toma el protagonismo cuando se propone a seguir los pasos de Titán, pero a su modo. Por eso crea La policía del karma, un alter ego que le permite castigar a quienes cometieron algún acto de discriminación o estafa contra los vecinos de Madrid. Y un poco como le sucedía a Javier en los primeros capítulos, Clara también cometerá errores y descubrirá que ser una superheroína, es mucho más que tener buenas intenciones. Gracias a esa idea, El vecino consigue renovar su estructura, respetando el esquema inicial. Los conflictos de Javier y Lola, o de Titán y La policía del karma, le permiten a la dupla protagonista atravesar todo tipo de fricciones, y los problemas de pareja se convierte también en los conflictos de dos justicieros que no entienden su trabajo de la misma manera.

Con su segunda temporada, El vecino se despide de la pantalla sin traicionar su esencia, haciendo a un lado el lado más solemne del género para detenerse en la rutina de un hombre que, antes de ser superhéroe, tiene que resolver qué hacer con su vida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.