Netflix confirmó la secuela de Bright

LA NACION

Los números mandan. A menos de dos semanas del estreno de Bright, la película de Netflix dirigida por David Ayer (Escuadrón suicida) y protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton, la plataforma de contenidos acaba de confirmar su secuela. Se trata de la confirmación de un rumor que empezó a circular pocos días después del 22 de diciembre, apenas estuvo disponible el film para los suscriptores del servicio y al mismo tiempo que las críticas sobre la película la tildaban de decepcionante, incoherente y poco interesante.

Un divertido adelanto de la secuela de

Y aunque las reacciones negativas también circularon con fuerza en las redes sociales, lo cierto es que a la hora de decidir la continuación de la historia que imagina un futuro en el que los humanos conviven con orcos, hadas y otros serie de fantasía, Netflix se fijó en la cantidad de espectadores que la habían visto a pesar de los comentarios.

Algo similar hizo la plataforma de contenidos cuando firmó un millonario contrato con Adam Sandler cuyas películas suelen recibir pésimas críticas, fracasan en la taquilla norteamericana pero son un éxito alrededor del mundo con el público que Netflix apunta a entretener y mantener como suscriptor.

Con un presupuesto de noventa millones de dólares, Bright es el primer film de la plataforma de streaming que apuesta a imitar a las películas tanque de Hollywood. Un relato de acción y fantasía protagonizado por Will Smith, una de las estrellas más taquilleras y reconocibles del mundo que, según reveló Netflix, es la película más vista por sus suscriptores en más de 190 países.