Netanyahu llama a formar gobierno con su rival

JOSEF FEDERMAN
El primer ministro israelí y jefe del partido Likud, Benjamin Netanyahu, durante un discurso en Petah Tikva, el sábado 7 de marzo de 2020. Netanyahu invitó el jueves 12 de marzo de 2020 a su principal rival a formar con él un gobierno de emergencia para enfrentar la crisis del coronavirus (AP Foto/Oded Balilty)

JERUSALÉN (AP) — El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, invitó el jueves a su principal rival a formar con él un gobierno de emergencia para enfrentar la crisis del coronavirus como forma de salir del impasse que paraliza el sistema político desde hace un año.

Netanyahu hizo la oferta en un discurso televisado a la nación, en el cual dijo que el virus “no diferencia” entre judíos y no judíos, ni entre la izquierda y la derecha política.

"Llamo a la formación ahora, incluso esta noche, de un gobierno nacional de emergencia", dijo.

"Será un gobierno de emergencia por un período limitado. Lucharemos juntos para salvar las vidas de los ciudadanos", dijo, antes de añadir que era el momento de dejar de lado la política.

El tono conciliador significó un cambio radical tras meses de una campaña mordaz y una retórica intensificada luego otra elección inconclusa a principios de este mes.

Israel ha estado relativamente aislado de la epidemia, con apenas 100 casos diagnosticados hasta el presente, pero las cifran han aumentado en los últimos días.

El país ha impuesto medidas estrictas para desacelerar la propagación del virus, ha obligado a decenas de miles a permanecer en cuarentena en sus casas, incluidos todos los israelíes que regresan del exterior, y ha prohibido la entrada de casi todos los turistas.

La elección de este mes fue el tercer intento de Israel en el último año para tratar de resolver su estancamiento político.

El partido Likud de Netanyahu surgió como el partido más grande, pero se quedó corto de asegurar una mayoría de escaños en el Parlamento para formar un gobierno.

Aunque una pequeña mayoría de legisladores se oponen a Netanyahu, su rival, el líder del partido Azul y Blanco Benny Gantz, tampoco parece tener apoyo suficiente para formar un gobierno debido a las divisiones dentro de la oposición.

Un gobierno formado por los dos partidos más grandes sería la forma más directa de salir de la crisis, pero después de tres campañas polémicas, existe gran animosidad entre ambos líderes y sigue sin estar claro quién podría dirigir un gobierno de unidad. Aun así, la creciente amenaza del coronavirus podría lograr que ambas partes sumen fuerzas.