Netanyahu intenta seducir a colonos un día antes de los comicios de Israel

Jerusalén, 22 mar (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró hoy su apoyo a la legalización de las colonias de Cisjordania no regularizadas por Israel, una promesa electoral que nunca ha llegado a cumplir, y tras una campaña donde la cuestión palestina ha estado casi ausente.

"Apoyamos la regulación de las comunidades del movimiento de comunidades de asentamiento jóvenes", declaró Netanyahu, desde una colonia en el norte de territorio ocupado de Cisjordania, la víspera de las elecciones de este martes.

El jefe del Ejecutivo participó en un acto para poner la primera piedra de un nuevo barrio en el asentamiento de Revava y expuso su intención de legalizar los conocidos como "outpost" (puesto de avanzada, en inglés, que se refiere a pequeñas colonias alzadas sin permiso previo del Ejecutivo israelí).

Según agregó, en su último mandato no pudo cumplir esta problema al no contar con una mayoría dentro de la inestable coalición de Gobierno formada con el centrista Beny Gantz, opuesto a esta medida.

Netanyahu apura las últimas horas antes de la apertura de las urnas mañana para llamar también la atención de los sectores que tradicionalmente le han apoyado, como los colonos. Mañana intentará revalidar el cargo en unos comicios donde no tiene asegurado obtener una mayoría clara junto a sus aliados para formar Gobierno.

La relación de Netanyahu con los líderes colonos se vio resentida después de que el año pasado aparcara el plan de anexión de parte de Cisjordania tras la normalización de relaciones con Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La polémica extensión de la soberanía israelí sobre territorio cisjordano fue una sus grandes bazas electorales en los comicios de marzo de 2020.

Pese a que el plan quedó congelado Netanyahu ha insistido en que pretender activarlo de nuevo en el futuro, cuando haya condiciones para ello.

"Todavía tengo intención de hacerlo", aseguró este sábado en una entrevista con el Canal 12 de noticias israelí. Sin embargo, matizó que solo lo impulsará con el apoyo de los Estados Unidos.

"Sin la aprobación" del presidente de EE.UU., Joe Biden, "no aplicaré la soberanía" sobre Cisjordania, dijo.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, dio el visto bueno inicial a la anexión con una polémica propuesta de paz para israelíes y palestinos que no prosperó, pero Biden es reacio a la expansión de las colonias en territorio ocupado y su Administración no apoyaría una posible anexión.

(c) Agencia EFE