Netanyahu gana un juicio por difamación contra el ex primer ministro israelí Olmert

El primer ministro israelí designado para formar gobierno, Benjamin Netanyahu, ganó el lunes su proceso por difamación contra el exjefe de gobierno Ehud Olmert, quien calificó al responsable y a sus parientes de "enfermos mentales" en unas entrevistas.

El juez Amit Yariv del tribunal de Tel Aviv condenó a Olmert a pagar 62.500 séqueles (unos 17.500 euros, 18.000 dólares) a Netanyahu, su esposa, Sara, y su hijo, Yair, quienes lo llevaron a juicio por haber declarado en dos entrevistas, en abril de 2021, que eran unos "enfermos mentales".

"Calificar a alguien de 'enfermo mental' puede humillar a esa persona", declaró el juez durante el veredicto, retransmitido en directo por el tribunal.

El abogado de la familia Netanyahu, Yossi Cohen, celebró la decisión.

"Es bueno saber que incluso en el mundo loco en el cual nos hemos acostumbrado a permitir la difusión de mentiras burdas contra Netanyahu, su esposa y su familia, hoy se fijaron límites claros e inequívocos", comentó.

Ehud Olmert, de 77 años, fue primer ministro de 2006 a 2009, antes de ser acusado de corrupción y condenado a 27 meses de prisión por fraude, principalmente por haber sido sobornado en el marco de un proyecto inmobiliario de Jerusalén (de donde fue alcalde), llamado Holyland.

Netanyahu sucedió a Olmert y una década después se convirtió en el primer jefe de gobierno de la historia de Israel en ser acusado de corrupción.

Tras haber ganado las legislativas del 1 de noviembre, Netanyahu fue designado para formar gobierno.

Está acusado por la justicia de haber recibido regalos (puros, champaña y joyas) de personalidades o de haber otorgado favores gubernamentales a cambio de que la prensa lo tratara con benevolencia en sus informaciones.

En Israel, el primer ministro no goza de inmunidad judicial, pero puede permanecer en el cargo mientras dure el proceso.

Aún así, Netanyahu espera que el próximo Parlamento le otorgue inmunidad judicial. Actualmente, está negociando con sus aliados de ultraderecha y con las formaciones ultraortodoxas la formación del próximo Ejecutivo.

Entre las diferencias que persisten para formar un gobierno está la decisión de quién tendrá la cartera clave de Defensa, que el partido de extrema derecha "Sionismo religioso" liderado por Bezalel Smotrich quiere controlar.

Según la prensa israelí, Estados Unidos, que es el principal aliado del Estado hebreo, se opone al nombramiento para dirigir el ministerio de Defensa de Smotrich, conocido por un discurso abiertamente hostil hacia los palestinos.

alv/gl/hj/jvb-an/eg