La UE dice a Netanyahu que no apoya el movimiento de Trump sobre Jerusalén

Por Robin Emmott
En la imagen, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, atiende a los medios en Bruselas, el 11 de diciembre de 2017. REUTERS/Francois Lenoir

Por Robin Emmott

BRUSELAS (Reuters) - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instó el lunes a que la Unión Europea siga los pasos del presidente de EEUU, Donald Trump, y reconozca a Jerusalén como capital de Israel, pero los ministros de la UE lo rechazaron.

Netanyahu, a su llegada a una reunión con los ministros de Exteriores de la UE en Bruselas, dijo que el movimiento de Trump hacía posible la paz en Oriente Próximo "porque reconocer la realidad es la esencia de la paz, el fundamento de la paz".

Pero incluso los aliados europeos más cercanos a Israel, como la República Checa, advirtieron de que la decisión de Trump era mala para los esfuerzos para la paz, mientras que Francia insistió en que el estatus de Jerusalén sólo podría ser acordado en un acuerdo definitivo entre israelíes y palestinos.

Preguntado por los periodistas sobre la decisión de Trump de cambiar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, el ministro de Exteriores checo, Lubomir Zaoralek, dijo: "Me temo que no nos puede ayudar".

Netanyahu, enfadado por la búsqueda de la UE de unos mayores lazos comerciales con Irán, dijo que el paso de Trump, condenado por los palestinos y Europa, debería ser emulado por el Viejo Continente.

"Es hora de que los palestinos reconozcan el estado judío y también el hecho de que tiene una capital. Se llama Jerusalén", dijo, tras volar a Bruselas desde París después de una reunión el domingo con el presidente francés, Emmanuel Macron.

"Creo que, pese a que no tenemos aún un acuerdo, es lo que va a pasar en el futuro. Creo que todos, o la mayoría, de los países de Europa trasladarán sus embajadas a Jerusalén, reconocerán Jerusalén como la capital de Israel y se comprometerán fuertemente con nosotros por la seguridad, la prosperidad y la paz", dijo.

El ministerio checo de Exteriores dijo la semana pasada que comenzaría a estudiar el traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, algo que muchos en Israel vieron como un respaldo a la decisión de Trump.

Pero Praga añadió después que aceptaba la soberanía de Israel sólo en Jerusalén Occidental.

Los ministros de la UE reiteraron la posición del bloque de que el territorio que Israel ocupa desde una guerra en 1967 - entre ellos Cisjordania, Jerusalén Oriental y los Altos del Golan - no son parte de las fronteras reconocidas internacionalmente a Israel.

"Estoy convencido de que es imposible reducir la tensión con una solución unilateral", dijo Zaoralek a su llegada a un desayuno con Netanyahu. "Estamos hablando de un Estado israelí pero a la vez tenemos que hablar de un Estado palestino", dijo.


ESPERANDO EL PLAN DE PAZ DE EEUU

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, instó a que Washington presente los planes de paz que estudia Jason Greenblatt, el enviado de Trump para Oriente Próximo, y el yerno y asesor de Trump Jared Kushner.

"Hemos estado esperando ya varios meses a la iniciativa estadounidense, y si no hay una próximamente la Unión Europea tendrá que tomar la iniciativa", dijo Le Drian.

La UE cree que tiene el deber de hacer que se escuche su voz como el principal donante de ayuda a los palestinos y principal socio comercial de Israel, incluso pese a que los gobiernos de la UE cambian su grado de simpatía respecto a Israel y los palestinos.

Algunos en Israel ven a la UE como demasiado propalestina porque insiste en que los productos fabricados en asentamientos israelíes deben ser etiquetados claramente en Europa.

La jefa de la política exterior de la UE, Federica Mogherini, saludando a Netanyahu en su primera visita al bloque de un primer ministro israelí en 22 años, dijo que la UE seguiría reconociendo el "consenso internacional" sobre Jerusalén.

Mogherini reiteró el compromiso de la UE a una solución de dos estados y dijo que beneficiaba a Israel encontrar una solución sostenible a su conflicto con los palestinos. La UE, añadió, aceleraría sus esfuerzos de paz y se reuniría con el presidente palestino, Mahmud Abas, el próximo mes.

También condenó los ataques contra Israel y los judíos en todo el mundo, incluida Europa. El plan de Trump de trasladar su embajada a Jerusalén ha provocado algunas protestas violentas.

Había prevista una manifestación en Bruselas para condenar la visita de Netanyahu durante la mañana.