Nervios en isla española por amenaza de lava y sismos

·1  min de lectura
ESPAÑA-VOLCÁN (AP)
ESPAÑA-VOLCÁN (AP)

Varios sismos pequeños remecieron el martes de madrugada la isla española de La Palma, al noroeste de la costa continental africana, y mantuvieron en vilo a la población mientras la lava seguía fluyendo hacia el mar y se abría una nueva fisura en la montaña.

La nueva fisura estaba 900 metros (3.000 pies) al norte de la cordillera de Cumbre Vieja, donde comenzó la erupción volcánica el domingo tras una semana de miles de pequeños temblores.

El fenómeno, conocido como enjambre sísmico, permitió a las autoridades preveer la posibilidad de una erupción y evacuar a más de 5.000 personas para evitar víctimas.

La nueva fisura se abrió tras un temblor de magnitud 3,8, según el Instituto Volcanológico de Canarias.

La Palma, con una población de 85.000 personas, forma parte del archipiélago volcánico de Islas Canarias

Para el martes, la lava había cubierto 106 hectáreas (unos 260 acres) de terreno y destruido 166 viviendas y otros edificios, según el Programa de Observación Terrestre de la Unión Europea Copernicus.

Unas coladas imparables de lava de hasta seis metros (casi 20 pies) de alto descendieron por las laderas, quemando y aplastando todo a su paso.

Se esperaba que las coladas llegaran el martes al Océano Atlántico, donde podrían provocar explosiones y nubes de gas tóxico. Los científicos que monitoreaban la lava estimaban que estaba a más de 1.000 grados Celsius (más de 1.800 grados Fahrenheit).

La erupción podría durar semanas o meses, según los científicos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.