Neptune: cómo son los misiles de diseño soviético que fueron usados para hundir a la joya de la Armada rusa

·2  min de lectura
Esta foto de archivo tomada el 29 de agosto de 2013 muestra el Moskva, buque insignia de cruceros de misiles de la flota rusa del Mar Negro, entrando en la bahía de Sebastopol
VASILIY BATANOV

El buque Moskva -una insignia de la flota del Kremlin en el Mar Negro- quedó hundido y, según las versiones de Kiev, fueron sus combatientes quienes lo atacaron con misiles de crucero Neptune y así destruyeron esta joya de la armada rusa.

Estos misiles son de fabricación ucraniana y fueron desarrollados por Luch Design Bureau. Pero su diseño está basado en el misil soviético Kh-35. De todas formas, su capacidad fue mejorada en cuanto al alcance -con la posibilidad de llegar a un máximo de 300 kilómetros-, su electrónica y su precisión, según informó el diario ABC de España.

Asimismo, y según ese medio, la armada ucraniana dispone de esta tecnología desde hace un año y estos misiles pueden ser lanzados desde plataformas terrestres, marinas y aéreas, con la posibilidad de generarle graves daños a busques en superficies de combate y de transporte.

Neptune fue presentado en la exposición Armas y seguridad de Kiev, en 2015, y se probó en vuelo por primera vez un año después. Con éxito, en 2018 este misil tuvo una prueba en el óblast de Odesa y alcanzó un objetivo situado en un rango de 100 kilómetros, con un desempeño que se repitió en otras pruebas.

En esta imagen satelital distribuida por Maxar Technologies se muestra al buque Moskva en el puerto de Sevastopol, en Crimea, el 7 de abril de 2022
En esta imagen satelital distribuida por Maxar Technologies se muestra al buque Moskva en el puerto de Sevastopol, en Crimea, el 7 de abril de 2022


En esta imagen satelital distribuida por Maxar Technologies se muestra al buque Moskva en el puerto de Sevastopol, en Crimea, el 7 de abril de 2022

Ahora, en medio de la invasión rusa, sobre esta arma se posaron todas las miradas después de que Ucrania afirmara que con Neptune hundieron al buque Moskva, una acción que marcó otro símbolo de la resistencia ucraniana. Incluso, un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos afirmó que este fue un “gran golpe” para Moscú.

Desde Rusia niegan esa versión y atribuyen el hundimiento a un incendio causado por una explosión de las municiones a bordo, a la vez que aseguran que la tripulación de este crucero ruso de 186 metros de eslora -de unos 500 miembros- fue evacuada. Es más, este sábado el Ministerio de Defensa ruso publicó imágenes que muestran a los supuestos sobrevivientes del Moskva, en imágenes que no se sabe cuándo fueron tomadas, ni si se trata realmente de quienes estaban en ese barco.

Sin embargo, el viernes Moscú bombardeó una fábrica en las afueras de Kiev donde precisamente se producían los misiles Neptune. Allí, la planta y el edificio administrativo adyacente registraron daños importantes.

Además, horas después de confirmar el hundimiento del buque insignia en el mar Muerto, Rusia anunció el viernes que intensificaría los ataques de largo alcance, en represalia por actos no especificados de “sabotaje” y de “terrorismo”. Así reorientó su campaña militar al este y al sur y, además, volvió a bombardear Kiev.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.