Nepal por fin condena que se aísle a las mujeres cuando tienen la regla

Nepal pone fin a la criminalización de la menstruación de la mujer. Durante décadas se ha impuesto, especialmente en las áreas remotas, una práctica hindú tradicional llamada chhaupadi que obligaba a las féminas a estar aisladas siempre que tuvieran la regla o acabaran de dar a luz. Ahora por fin, y después de varios años reclamando las ONG’s que acabara esta medida discriminatoria, el Parlamento ha dado un paso adelante y ha aprobado por unanimidad una ley que hace que aquellos que fomenten este destierro se enfrenten a penas de cárcel.

Los últimos casos han sido sonados. Hace apenas un mes una adolescente murió por la picadura de una serpiente mientras dormía en una pequeña choza en el exterior de su casa. Ella no había elegido voluntariamente estar allí, sino que la habían obligado por culpa de la tradición.

Muchas mujeres en Nepal son aisladas por la tradición del chhaupadi (Reuters).

A finales de 2016 otra mujer falleció en un recinto similar por inhalación de humo. Simplemente quiso encender un fuego para calentarse y terminó asfixiada. Sus muertes podrían haberse evitado perfectamente y por eso el Gobierno ha decidido actuar. Hace una década la Corte Suprema emitió varias directrices contra el chhaupadi y amenazó que si no eran eficaces, esas medidas se convertirían en ley. Es exactamente lo que acaba de pasar.

“Una mujer durante su menstruación o tras dar a luz no puede ser llevada a un chhaupadi o sufrir discriminación o un comportamiento inhumano”, reza la norma. Entrará en vigor dentro de un año y supondrá una pena de tres meses de prisión o una multa de 3.000 rupias (algo menos de 30 euros) o ambas a todos aquellos que sigan obligando a practicar la costumbre.

Las asociaciones de derechos humanos han celebrado que las mujeres a partir de ahora estén protegidas legalmente y así puedan luchar contra una tradición que fomenta su aislamiento y que además les causa problemas psicológicos. Y es que a la prohibición de estar en casa se unen las de tocar la comida, los iconos religiosos, el ganado o los hombres.

Una mujer que practica el chhaupadi en Nepal (Reuters).

Sin embargo, la ley también tiene sus detractores. Por ejemplo la activista Pema Lhaki que ha descrito la norma como inaplicable debido a que está relacionada con un sistema de creencias que es muy difícil de cambiar porque está profundamente arraigado socialmente.

“Es una falacia decir que todos los hombres obligan a las mujeres a hacer eso. Es cierto que Nepal es una sociedad patriarcal, pero también son las propias mujeres las que continúan la tradición del chhaupadi”, ha manifestado en declaraciones a AFP.

Para muchas comunidades la menstruación es una práctica impura (Reuters).

En Nepal todavía hay muchas comunidades remotas que se rigen por sus propias costumbres y la elaboración de una ley no las va a cambiar. Para ello es necesaria mucha concienciación y educación en pro de la igualdad. De lo que no cabe duda es que esta medida es un gran paso adelante para que las mujeres no se sientan impuras cuando tengan el periodo y puedan formar parte libremente de la sociedad.