Los neoyorquinos emergen de la pandemia, y también las ratas

·2  min de lectura
ARCHIVO - Una rata cruza un andén de metro en Nueva York, el 27 de enero de 2015. (AP Foto/Richard Drew, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

NUEVA YORK (AP) — Salieron a la superficie desde sus nidos subterráneos cuando el coronavirus asolaba la ciudad de Nueva York y se dieron un festín con los montones de desperdicios dejados en calles, parques y aceras. A medida que la gente prefería comer al aire libre y no en lugares cerrados, lo mismo hacían las ratas de la ciudad.

Ahora los datos de la ciudad sugieren que los avistamientos de roedores son más frecuentes de lo que han sido en una década.

Hasta abril, la gente había llamado unas 7.400 veces a la línea de solicitud de servicios 311 de la ciudad para avisar de la presencia de ratas. Esta cifra es superior a las 6.150 del mismo periodo del año pasado, y ha aumentado más de 60% respecto de los primeros cuatro meses de 2019, antes del inicio de la pandemia.

En cada uno de los cuatro primeros meses de 2022, el número de avistamientos fue el más alto registrado desde al menos 2010, el primer año en que se dispone de registros en línea. En comparación, hubo unos 10.500 avistamientos en todo 2010 y 25.000 informes de este tipo en todo el año pasado (los avistamientos son más frecuentes durante los meses de más calor).

Se puede debatir si la población de ratas ha aumentado, pero la pandemia podría haber hecho más visible la situación.

Con un mayor número de personas que pasan tiempo al aire libre a medida que aumentan las temperaturas, ¿se incrementarán aún más los avistamientos de ratas?

“Eso depende de la cantidad de comida que tengan a su disposición y de dónde”, afirmó Matt Frye, especialista en control de plagas del estado de Nueva York, que trabaja en la Universidad de Cornell.

Aunque la vuelta a las rutinas anteriores a la pandemia “es emocionante después de dos años de cambios de estilo de vida impuestos por el COVID”, dijo Frye en un correo electrónico, “también significa que los problemas de las ratas que están directamente ligados al comportamiento humano siguen igual.”

Las ratas han sido un problema en la ciudad de Nueva York desde su fundación. Cada nueva generación de dirigentes ha tratado de encontrar una forma mejor de controlar la población de roedores, y han pasado trabajos para mostrar resultados.

Durante una conferencia de prensa reciente en Times Square, el alcalde Eric Adams anunció el último esfuerzo de la ciudad: contenedores de basura en las aceras cerrados con candado destinados a reducir las grandes pilas de bolsas de basura que se convierten en un buffet para roedores.

Las ratas no solo infunden miedo, sino que también pueden ser un problema de salud pública.

El año pasado, al menos 13 personas fueron hospitalizadas y una murió por leptospirosis, una afección que ataca los riñones y el hígado. La mayoría de estas infecciones en humanos están asociadas con ratas.