Neoliberales ya hubieran convocado a golpe de Estado: Armenta Mier

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Alejandro Armenta Mier, defendió la política económica y social del presidente Andrés Manuel López Obrador y aseguró que sin la actual estabilidad del peso, el freno a las alzas en las gasolinas, pero sobre todo los programas sociales en favor de jóvenes, adultos mayores y el campo, los neoliberales ya hubieran convocado a un golpe de Estado.

En rueda de prensa en la sede del Senado, el legislador por Morena aseguró que "si no hubiera el programa de becas, el programa de apoyo al campo, el de apoyo a adultos mayores, ya estaríamos en una revolución, ya estaríamos en un golpe de Estado, los neoliberales ya hubieran convocado a hacerle un golpe de Estado al Presidente de la República".

"Pero la población se ha dado cuenta que el Presidente ha hecho un esfuerzo porque el salario ha crecido más en los últimos 30 años, aunque sea insuficiente, pero en esas épocas de crisis económica en los 80 el salario se depreció y la inflación creció. Fue la peor temporada de depreciación del poder adquisitivo de la moneda", indicó.

Presumió la estabilidad del peso frente al dólar y dijo que sin ello la gasolina estaría en este momento en 30 o 40 pesos el litro, sumado a que todas las importaciones como son granos, semillas, alimentos, pero también de la industria textil o automotriz, tendrían que comprar insumos a un precio mucho más alto con lo que se tendría una ola inflacionaria de tres dígitos como en el sexenio de Miguel de la Madrid.

El senador por Puebla valoró el anuncio del presidente López Obrador en el sentido de la renegociación de la deuda del gobierno federal para que en 2015, la nueva administración pague la mitad de los intereses por la misma.

"Es importante dimensionar que tenemos un Presidente de la República que con ese humanismo se traduce en racionalidad en el ejercicio del gasto, porque si no en este momento estaríamos con una inflación de tres dígitos, habría una escasez de productos y una pérdida del poder adquisitivo".