Los negociadores afganos viajan a Doha para una nueva ronda con los talibanes

Agencia EFE
·2  min de lectura

Kabul, 5 ene (EFE).- El equipo de negociadores del Gobierno afgano partió este martes hacia Doha para la segunda ronda de conversaciones con los talibanes, después de tres semanas de receso, en la que se buscará alcanzar un alto el fuego permanente.

"Esperamos que finalmente las dos partes alcancen un resultado que responda y cumpla las demandas del pueblo afgano. La demanda colectiva es que se ponga fin para siempre al derramamiento de sangre en este país", dijo en una declaración en vídeo el negociador jefe del equipo, el exjefe de inteligencia Masoum Stanekzai.

El equipo de 21 miembros, integrado por figuras del Gobierno y otros representantes de la sociedad afgana, partió de Kabul rumbo a Doha antes del mediodía, aseguró a Efe un funcionario de la Secretaría de Estado para la Paz, que pidió el anonimato.

Durante las tres semanas de receso, el equipo negociador mantuvo decenas de reuniones de consulta con líderes gubernamentales, parlamentarios y miembros de la sociedad civil para recibir orientación e instrucciones sobre los pasos que se llevarán a cabo de ahora en adelante.

El equipo tuvo una última reunión anoche en Kabul con los líderes del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional (HCNR), creado para las consultas intragubernamentales sobre las negociaciones. En la reunión se proporcionó "una guía clara" para la ronda de conversaciones de paz que deberá comenzar hoy mismo en Catar.

"El equipo cuenta con el apoyo total de la república (...) Estamos comprometidos con el logro de una paz duradera y pedimos esto mismo a los talibanes. Esperamos una segunda ronda exitosa", señaló en un comunicado el presidente del HCNR, Abdullah Abdullah.

Un acuerdo de alto el fuego permanente es la principal expectativa del país "e intentaremos (cumplir) en Doha con esta demanda", dijo en otro comunicado el secretario de Estado para la Paz, Sayed Sadat Mansoor Naderi.

Las conversaciones intraafganas, que comenzaron el pasado 12 de septiembre, están precedidas por el histórico acuerdo que Estados Unidos y los talibanes firmaron en febrero en Catar, en el que Washington se comprometía a retirar sus tropas de Afganistán en 14 meses, mientras que los talibanes aceptaban reducir drásticamente la violencia y participar en unas conversaciones que permitiesen poner fin a casi 20 años de guerra.

En la primera ronda, las partes solo alcanzaron un entendimiento sobre las reglas y procedimientos para las conversaciones.

(c) Agencia EFE