Se negaron a vacunarse y los despidieron: una de las series más longevas de la TV estadounidense se quedó sin dos de sus protagonistas

·4  min de lectura
Se negaron a vacunarse y los despidieron: una de las series más longevas de la tv estadounidense se quedó sin dos de sus protagonistas
Se negaron a vacunarse y los despidieron: una de las series más longevas de la tv estadounidense se quedó sin dos de sus protagonistas

General Hospital es una de las series más longevas de la televisión estadounidense y uno de los clásicos de las ficciones diurnas. Desde su inicio, en 1961, pasaron por el programa cientos de actores, como James Franco, Ricky Martin y la mismísima Elizabeth Taylor. Muchos de ellos estuvieron años prestándole el cuerpo al mismo personaje, y esta semana, dos de sus protagonistas fueron despedidos luego de que se negaran a aplicarse la vacuna contra el Covid-19.

El primero fue Ingo Rademacher, que interpretaba desde 1996 el papel de Jax. La noticia de su partida quedó enmarañada en medio de una serie de hechos polémicos y desafortunados que lo tuvieron como protagonista. El último domingo, el exmodelo compartió en su cuenta de Instagram un meme con contenido transfóbico y racista dirigido a Rachel Levine, la subsecretaria de salud y la primera oficial transgénero de cuatro estrellas en la historia de aquel país y a la republicana Winsome Sears, la primera mujer negra en asumir el cargo de vicegobernadora de Virginia .

Junto a la foto de las dos mujeres, se leía el texto: “Bienvenidos a la Tierra de Payasos, donde el tipo de la izquierda es una mujer empoderada y la mujer de la derecha es una supremacista blanca”.

La noticia de su despido se conoció a principios de este mes, poco después de haber compartido aquel meme. El 7 de noviembre, el día de esa publicación, su compañera de elenco Cassandra James, una actriz trans, tuiteó: “ Estoy al tanto de una publicación transfóbica compartida por un compañero actor de General Hospital. Debería darte vergüenza. Tenés mucho para aprender y mucho también para desaprender. Me siento profundamente decepcionada de que esa demostración tan pública de ignorancia pueda provenir de nuestra familia de General Hospital ”.

Esa misma noche, una de las estrellas del programa, Nancy Lee Grahn -que paradójicamente interpreta a Alexis, la mejor amiga del personaje de Rademacher- salió a respaldar a su compañera. “El compañero actor Ingo Rademacher afortunadamente ya no es parte del elenco”, tuiteó Grahn. “ La transfobia y la destrato de género son repugnantes y deberían ser inaceptables en cualquier industria, incluidas las telenovelas y la actuación. Estoy con mi coprotagonista, Cassandra James y con la comunidad trans “. Otro de los protagonistas de la ficción, Maurice Benard, también mostró su apoyo público a James.

Si bien sus constantes mensajes antivacuna y su desafortunada “humorada” despertaron una oleada de críticas de fanáticos del programa, nada de eso tuvo que ver con su salida. Su partida había sido anunciada a principios de mes y confirmada el 8 de noviembre por ABC. El último episodio en el que el actor participa se emitió este lunes, y los autores resolvieron el entuerto enviando a su personaje de viaje de negocios a Australia, un artilugio que ya habían utilizado en varias oportunidades cuando el actor debía ausentarse debido a otros compromisos laborales.

¿Fue Rademacher el único actor televisivo que se mostró abiertamente antivacunas y se negó aplicársela? Seguramente no, pero su despido tiene una justificación más que clara. Los productores de General Hospital establecieron que todo el elenco y los miembros del equipo técnico cuya función los obliga a estar en el set mientras los actores están sin barbijo deben estar vacunados .

Esa norma empezó a regir el 1 de noviembre, por eso, su partida se definió a finales de octubre, cuando el actor se negó a cumplirla. Por eso, Rademacher, que desde el comienzo de la pandemia se manifiesta en contra de la vacunación y comparte teorías conspirativas en sus redes sociales, grabó su último programa antes de que el protocolo entrara en vigencia.

Aquella decisión de los productores quizá tenga un motivo principal. En agosto, el set se convirtió en un lugar bastante hostil luego de que uno de los actores contrajera Covid-19 y asegurara haber estado expuesto en el trabajo. Curiosamente, ese actor sería meses después el segundo en ser despedido por negarse a recibir la vacuna.

Se trata de Steve Burton, quien también desde el comienzo de la pandemia cuestiona desde sus redes sociales el efecto y la finalidad de las vacunas. Si bien los rumores de su despido comenzaron a correr hace semanas, el mismo actor confirmó la noticia en su cuenta de Instagram.

“Quería que lo escucharas de mi boca”, comenzó. Y continuó con su habitual discurso antivacunas: “ Desafortunadamente, General Hospital me ha dejado ir debido al mandato de la vacuna. Solicité mis exenciones médicas y religiosas, y ambas fueron denegadas. Lo que, ya saben, duele. Pero para mí también se trata de la libertad personal “.

El actor expresó después su gratitud al programa, donde interpretó a Jason Morgan desde 1991, y a los fanáticos de la serie. “Quizás algún día, si se levantan estos mandatos, pueda regresar y terminar mi carrera como Jason Morgan. Eso sería un honor“, expresó. Sin embargo, a juzgar por el final que los guionistas decidieron darle a su personaje, es bastante difícil que su deseo se cumpla: a diferencia del personaje de Rademacher, el suyo no se fue de viaje; en el último capítulo emitido, un túnel se desplomó sobre él.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.