‘Solo necesito un espacio para llorar’. Cómo los hospitales han establecido lugares donde el personal de enfermería pueda recargar energías

·4  min de lectura

El cuidado diario de niños muy enfermos puede ser emocionalmente agotador, incluso para profesionales con años de experiencia. Como trabajadores de primera línea que también apoyan a los padres en duelo, el personal de enfermería a menudo se enfrenta al estrés crónico.

Para ayudar a apoyar a ese personal, Nicklaus Children’s Hospital creó recientemente dos espacios de serenidad en los departamentos de oncología y en la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI), donde el personal puede ir a reagruparse, relajarse y reflexionar, aunque solo sea por unos minutos al día.

“Realmente necesitábamos un espacio para relajarnos y reiniciar”, dice Peggy Townsend, enfermera de oncología pediátrica durante más de 20 años y ahora administradora de línea de servicio en el Centro de Cáncer y Trastornos de la Sangre del hospital.

Los nuevos espacios están pintados en colores pastel y decorados con arte mural, plantas, libros de lectura y para colorear. También están equipados con sillones de masaje de gravedad cero. El personal puede conectar sus dispositivos y escuchar música o ver un programa. A veces es solo un espacio tranquilo para llorar.

La idea de los espacios de serenidad cobró vida durante una sesión de escucha.

“Les preguntamos al personal de enfermería, ‘¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos apoyarles?’. Nunca olvidaré a una enfermera que dice: ‘Solo necesito un espacio para llorar y prepararme para cuidar al resto de mis pacientes’”, comenta Townsend.

Townsend, quien era directora de enfermería en la unidad de oncología en ese momento, renunció a su oficina para crear el primer Mia’s Serenity Space. El hospital lo dio a conocer el pasado marzo durante una ceremonia que incluyó al golfista Camilo Villegas y su esposa María Ochoa, quienes generosamente financiaron los espacios de serenidad a través de su organización, Mia’s Miracles, en honor a su difunta hija Mia.

El hospital está trabajando con la pareja para crear espacios similares adicionales en otros departamentos.

Nicklaus Children’s Hospital también lanzó dos nuevos programas para ayudar a las enfermeras y los enfermeros, y demás personal a lidiar con las demandas emocionales del trabajo.

En octubre de 2020, el hospital implementó el Proyecto D.E.A.R., que significa Debriefing Event for Analysis Recovery y brinda a las enfermeras y los enfermeros, y al resto del personal la oportunidad de tener reuniones estructuradas después de eventos críticos. Las sesiones facilitan la conversación, el intercambio de recursos y permiten el procesamiento emocional.

Jasmine Sandoval, quien fuera médica de combate en el ejército de Estados Unidos y enfermera gerente de operaciones clínicas en Nicklaus, creó Project D.E.A.R. como su proyecto doctoral mientras estudiaba en la Universidad de Miami.

“Necesitábamos un proceso estandarizado en todo el hospital para informar después de un evento crítico”, dice Sandoval. “La respuesta ha sido excelente. Los participantes han expresado cómo sintieron que era necesario y lo aprecian”.

CHAT (Connecting, Healing and Achieving Together), otra iniciativa de Nicklaus Hospital, fue desarrollada por el equipo de enfermería psiquiátrica para brindar apoyo de salud mental y sesiones grupales para compartir. Las sesiones, 30 hasta el momento, brindan un espacio seguro para que el personal de enfermería comparta sus experiencias, discutan los factores estresantes y se apoyen mutuamente. El programa cuenta con expertos en salud mental de guardia y disponibles casi todo el tiempo.

Otros hospitales han implementado programas similares. El año pasado, un equipo de salud mental de Salud y Bienestar Comunitario de Baptist Health comenzó a ofrecer apoyo emocional en el lugar, sesiones informativas para enfermeras y enfermeros, y otro personal, y educación sobre el manejo del estrés. El equipo también facilita actividades de meditación y atención plena. Su enfoque principal es apoyar al personal de enfermería que trabaja en la UCI, la UCIN y la UCI COVID.

Incluso antes de la pandemia, numerosos estudios han advertido sobre la fatiga y el agotamiento entre los trabajadores de la salud, especialmente el personal de enfermería. Los últimos dos años ciertamente han agravado esos efectos.

Suzy Castro, directora de psiquiatría para pacientes hospitalizados y líder en el desarrollo del programa CHAT de Nicklaus, dice que los comentarios han sido excelentes hasta ahora y espera que el programa continúe apoyando a otro personal del hospital.

“Cuando comenzamos a crear este programa, no tenía nada que ver con la pandemia, pero se han beneficiado muchas más personas de lo que esperábamos”, comenta Castro.

Memorial Healthcare System introdujo rezos grupales durante la pandemia para este personal, junto con meditaciones semanales, clases de Zumba, sesiones de asesoramiento gratuitas y programas de yoga al aire libre.

“Descubrimos que algunas enfermeras querían relajarse mientras que otras necesitaban los ejercicios para ayudarse a recargar”, explica Yanet Obarrio Sánchez, una portavoz del Memorial, en un correo electrónico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.