La NBA tiene que quitarse el sombrero ante este Heat con sus principales hombres fuera

·3  min de lectura

A este Heat, y a su entrenador Erik Spoelstra, hay que ponerles una medalla. Prácticamente con equipo de la Liga de Desarrollo, luchando contra todo tipo de adversidades se ha mantenido en lo alto de la tabla, consiguiendo impresionantes victorias como la de este jueves 115-112 contra los Pistons.

Olvide por un momento que el equipo de Detroit es el último en la conferencia. El que vino a Miami era un león disfrazado de cordero que anotó 18 triples y que defendió como si le fuera la vida en ello.

Para colmo al Heat se le lesionó Dwyane Dedmon a los cinco minutos del juego y tuvo que dejar el partido. Demostrando que es un guerrero, el centro tras golpear el tabloncillo, reconociendo la gravedad del suceso, trató de incorporarse, pero tuvo que dirigirse a los vestuarios.

Tras las pruebas practicadas se le diagnosticó un esguince de rodilla que le mantendrá alejado de la cancha al menos por lo que resta de 2021. El Heat juega el domingo (6 p.m.) contra el Magic y el martes ante los Wizards en casa y luego el 29 en San Antonio y el 31 en Houston.

Dedmon estaba jugando como titular en sustitución de Ban Adebayo, quien no se espera que regrese hasta finales de enero. Por si fuera poco tiene también lesionados a sus dos delanteros de poder, PJ Tucker (rodilla) y Markieff Morris (cuello), además de su estrella Jimmy Butler (coxis) y Caleb Martin (protocolos de COVID).,

Spoelstra no le quedará más remedio que mover al novato Omer Yutseven al quinteto titular y volver a poner a Udonis Haslem como el centro de la segunda unidad, utilizando a Max Struss, uno de los héroes de los últimos encuentros, y a KZ Okpala viniendo del banco como delanteros de poder.

Struss anotó este jueves el triple de la victoria ante los Pistons y ahora ha anotado al menos 18 puntos en sus últimos 4 juegos, con un promedio de 25 puntos, convirtiéndose en una de las primeras espadas del equipo.

El otro es Herro que anotó 29 puntos y que ahora mismo se le debería entregar el premio a Sexto Hombre del Año y no porque esté promediando más de 20 puntos (20.9) y 40 por ciento en triples (39.9%), sino por el impacto que está teniendo en los juegos, como ante Detroit, donde su triple volteó el marcador a falta de 1:12’.

“Cumplimos el plan de juego los 48 minutos. Algunos juegos son más bonitos y otros más feos, pero lo importante es obtener la victoria, especialmente en Navidad”, dijo Herro. “En el triple agarré la bola y creo que perdí unos 3 o 4 segundos en el desplazamiento, pero pude llegar a mi lugar donde obtuve un tiro en suspensión para anotar”.

Lo bueno es que en este tiempo Yurtseven está creciendo y este 23 de diciembre fue su cuarto juego seguido consiguiendo al menos 12 rebotes, además de siempre anotar buenos puntos. Necesita seguir creciendo y ahora tiene la oportunidad.

También la tendrá Haslem a sus 41 años. Su entrada ante los Pistons le dio al Heat otro aire y el impulso necesario para llevarse el triunfo, jugando 11:42’, anotando siete buenos puntos y tomando cinco rebotes, incluyendo el último del juego.

“Nos dio unos minutos fantásticos y lo necesitábamos. Hemos profundizado en nuestra lista y sentimos que tenemos la profundidad”, indicó Spoelstra. “He pasado por estas batallas y momentos con UD desde siempre y no quiero que termine. Me encanta tenerlo en el grupo y en todo este proceso, y todavía puede producir a lo grande “.

Mención especial para el armador Kyle Lowry, el nuevo líder del equipo, dirigiendo el juego, anotando cuando más falta hace y tomando las cargas que ganan juegos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.