La naviera danesa Maersk desvela un gran plan de producción de metanol verde en España

El gigante naviero Maersk y el gobierno español presentaron el jueves un gran proyecto de 10.000 millones de euros para desarrollar la producción de "metanol verde" en España, que se utilizará como combustible para la flota del grupo danés.

Este proyecto, actualmente en fase de estudio y desarrollo, "plantea movilizar, con la participación de socios privados, una inversión del entorno de 10.000 millones de euros", según informó el gobierno español en un comunicado.

Debería dar lugar a la creación de dos grandes centros de producción de metanol verde, uno en Andalucía (sur) y otro en Galicia (noroeste), con la creación de "85.000 puestos de trabajos directos e indirectos en España”, añadió.

El metanol verde, también conocido como "e-metanol", se produce mezclando dióxido de carbono (CO2) e hidrógeno verde, que se produce rompiendo las moléculas de agua mediante una corriente eléctrica -la llamada "electrólisis del agua"- con fuentes de energía renovables.

La iniciativa, cuyas líneas generales fueron objeto de un memorando de entendimiento firmado el jueves entre el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el director general de Maersk, Søren Skou, podría, según Madrid, beneficiarse de financiación pública, en particular a través del fondo europeo de recuperación post-Covid.

Según el grupo danés, líder mundial del transporte marítimo de contenedores, el objetivo es producir "hasta dos millones de toneladas" de metanol verde al año, como parte de los esfuerzos de la multinacional por descarbonizar su flota de buques.

Según las proyecciones, "Maersk necesita unos seis millones de toneladas de metanol verde al año" para cumplir su objetivo de reducción de CO2 en 2030, y "cantidades aún mayores en 2040" para que su flota sea neutra en carbono, dijo el grupo.

El armador danés dio a conocer a principios de año un amplio plan estratégico destinado a descarbonizar su flota abandonando progresivamente el uso del gasóleo, con el fin de cumplir los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero fijados por la Unión Europea.

Este plan incluye el uso de metanol verde, que el grupo pretende producir internamente debido a la falta de oferta existente en el mercado, en cinco o seis centros de todo el mundo.

Además de España, Maersk pretende desarrollar su producción en Egipto.

vab/tpe/clr/al/mb