Navidad. El profesor barbero ofrece cortes a cambio de juguetes para donar

Pablo Mannino
·3  min de lectura
Michael, un joven entrenador de fútbol infantil mendocino, a punto de recibirse de profesor de Educación Física, brinda sus servicios como barbero, de manera gratuita. Ahora recibe donaciones de juguetes para que los chicos vulnerables disfruten de la Navidad.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

MENDOZA.- La pandemia lo volvió a animar, por los más vulnerables. El profe barbero que durante la cuarentena cambiaba cortes de pelo por alimentos para comedores infantiles ahora va por una nueva misión, pensando en darle un cierre "más entretenido" a este complejo año. Michael Kevin Guerrero (22) se puso manos a la obra y comenzó una campaña de recolección de juguetes para acercárselos a los chicos de Puente de Hierro, uno de los distritos más humildes de Guaymallén, la comuna más poblada de la provincia.

Michael y un grupo de amigos realizaron cortes gratuitos durante la pandemia en un barrio vulnerable en Guaymallén. Allí, chicos y grandes les agradecieron por el nuevo look y les hicieron un pedido: juguetes.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Para que la Navidad le llegue a estos niños, el joven entrenador de fútbol y estudiante de Educación Física decidió ofrecer sus servicios a quien le pague, como valor simbólico, con pelotas, muñecos o cualquier artículo que los más pequeños deseen tener entre sus manos en estas fiestas.

Coronavirus: los cinco países mejor posicionados para recuperarse de la crisis y la previsión para la Argentina

"Los chicos quieren y necesitan jugar con algún juguete, y más con lo que ha sido este año tan duro para todos, y qué mejor que puedan disfrutar en Navidad y Reyes con un regalo", expresó el profesor a LA NACION. "La idea es cortar el pelo y la barba a quien se sume a la propuesta, a cambio de un juguete, por un valor simbólico de unos 250 pesos", remarcó.

Michael, un joven entrenador de fútbol infantil mendocino, a punto de recibirse de profesor de Educación Física, brinda sus servicios como barbero, de manera gratuita. Ahora recibe donaciones de juguetes para que los chicos vulnerables disfruten de la Navidad.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

El mes pasado decidió volver a esta localidad, donde se encuentran los dos comedores, para darle un nuevo aire a las cabecitas de estos niños (luego se sumaron adolescentes y adultos), quienes se mostraron agradecidos por el nuevo look que les dejó Michael junto a un grupo de colegas y amigos que se prendieron a la cruzada solidaria y estilista por los más necesitados. Fueron más de 50 personas las que en una jornada recibieron el servicio de peluquería gratuito, y en ese momento escuchó varios e insistentes pedidos concretos de los más de 30 chicos: juguetes. También impulsaron esta movida y fueron parte activa Aldo, Marcos y Yoel Osaderuk así como Sergio Mayo, Ezequiel Pérez, Memo y Leandro Torandell. "Vamos a seguir con los cortes y recibiendo donaciones hasta el 22 de diciembre; ya el 26 llevaremos todo a los comedores: ropa, juguetes y alimentos", agregó Michael.

Michael y un grupo de amigos realizaron cortes gratuitos durante la pandemia en un barrio vulnerable en Guaymallén. Allí, chicos y grandes les agradecieron por el nuevo look y les hicieron un pedido: juguetes.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Las donaciones que obtiene Michael por los cortes de pelo en su domicilio irán a dos comedores infantiles de uno de los distritos más necesitados de Mendoza. Con turno previo, principalmente por las redes sociales, donde la mayoría contacta al joven, se organiza la agenda semanal para realizar los cortes, con todos los cuidados de higiene, para evitar contagios de coronavirus, a pesar de que en tierra cuyana los casos se redujeron notablemente en el último mes, lo que permitió a su vez que la actividad de los peluqueros, que se estima en más de 10.000 en toda la provincia, repuntara considerablemente.

Michael, un joven entrenador de fútbol infantil mendocino, a punto de recibirse de profesor de Educación Física, brinda sus servicios como barbero, de manera gratuita. Ahora recibe donaciones de juguetes para que los chicos vulnerables disfruten de la Navidad.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

De cara al verano, Michael se prepara para trabajar en una colonia de vacaciones, además de mantener sus clases de fútbol infantil. En tanto, su meta para el 2021 es poder finalizar sus estudios universitarios, a la par de su actividad como barbero, que también le permite el sustento diario. El profe tiene un hijo de casi dos años y vive en el distrito de Rodeo de la Cruz, también en Guaymallén, donde durante la pandemia acercó las donaciones de alimentos a un reconocido centro comunitario, denominado Casita Trinitaria, que atiende a diario a más de 200 niños.