La Navidad que preparaba Flor Silvestre para su familia

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 26 (EL UNIVERSAL).- Ayer miércoles durante una plática con EL UNIVERSAL Pepe Aguilar compartía sus deseos por volver a comer el "mejor bacalao del mundo" hecho por su mamá Flor Silvestre, quien cada año consentía a su familia con deliciosos platillos, lamentablemente la actriz falleció a los 90 años de edad por causas naturales en su rancho El Soyate, ubicado en Zacatecas.

"Nosotros somos 'retragones', mi mamá siempre, históricamente hizo bacalao, el pavo, pierna de jamón, tamales, romeritos 'guacala' no me gustan los romeritos (risas) y le daba la vuelta, después hacía pollos rellenos, pero nunca podría faltar su famosísimo bacalao a la vizcaína, de verdad, no saben qué cosa tan buena, no es porque sea mi mamá y de repente uno no es objetivo, pero no, objetivamente puedo decir que está muy bueno y lo puede comprobar los cientos y cientos de personas invitadas que han venido y lo han probado", exclamó.

Aunque por las condiciones derivadas de la pandemia, este año sería una Navidad diferente y más íntima, era un hecho que la celebraría con la intérprete de "Imposible olvidarte" y "Que dios te perdone".

"Soy sincero todavía no sabemos, tenemos planeado mi esposa y yo hacer algo en casa de mi madre, pero algo yo digo temprano, porque está muy frio entonces haremos una Navidad un poco más tempranera y juntarnos con menos gente como acostumbramos juntarnos, muchos de mis primos estarán con sus familias y yo digo que harán lo mismo se quedarán en sus casas y no será como en otras ocasiones que nos juntamos 150 hasta 200 personas en nuestras reuniones familiares, somos muchos, pero pues el Covid ahora sí que no está en nuestras manos, lo que sí está es protegernos de él, proteger a nuestros seres queridos y pues ya hemos gozado muchas Navidades juntos, nos hemos enfiestado muchas veces, ahora que sea de una manera más íntima y cuidada no le hace mal a nadie", señaló.

Como un gran ejemplo a seguir y una mujer fuerte es como recuerda con amor y admiración Ángela Aguilar a su abuela, quien, por ser hija y nieta de grandes artistas, lleva sobre sus hombros una gran responsabilidad por seguir sus pasos.

"Es una gran responsabilidad y a veces se puede sentir como algo más grande que tú, es más que soy Ángela Aguilar, ve a mi papá, ve los éxitos de mi papá, los nueve Grammys que tiene, como lo quieren las personas, como se para en un escenario y como domina el escenario y como hace conciertos en los lugares más difíciles para hacerlo y los llena y tengo a mi abuelo Antonio Aguilar que igual llenaba y eran éxitos y luego tengo a mi abuela Flor Silvestre que lo mismo, era una actriz y cantante impresionante, una mamá y abuela impresionante, pues obviamente la gente va estar esperando mucho de mí, es obviamente un peso muy grande, porque ya la gente antes de conocerte tienen grandes expectativas", comentó.

Flor silvestre, cuyo nombre real era Guillermina Jiménez Chabolla, fue una de las representantes del cine de oro mexicano, entre las películas en las que participó se encuentran, "La muerte de Pancho Villa", "El moro de Cumpas", "Benjamín Argumedo" y "Triste recuerdo".