Una Navidad consciente y responsable para proteger el medioambiente

·7  min de lectura

La época decembrina trae consigo un consumo poco responsable que, muchas veces, termina en una gran generación de basura que va desde las envolturas de regalos hasta desechos electrónicos o electrodomésticos. Según expertos consultados por Newsweek México, dinámicas de reciclaje y de economía circular ayudan enormemente a reducir esta huella en las fiestas navideñas.

Miriam Hernández forma parte de Reci-Club, un centro de acopio de reciclaje en la Ciudad de México con más de 30 años de experiencia en la generación de proyectos y programas encaminados a la educación, capacitación y trabajo comunitario para la separación de residuos sólidos urbanos.

En Reci-Club, Ángela, Miriam, Manuel, Iliana, Tomás, Chuy, Mafer, César, Gabo y Layito hacen comunidad, es decir, conforman un proyecto inclusivo donde fomentan la cultura de reciclaje para cambiar el paradigma de que todo es basura o todo se va a la basura. Aquí todos generan un bien común no solo entre quienes participan, sino también entre la comunidad.

<span>El cartón se utiliza para transportar juguetes, electrodomésticos, zapatos, regalos. Aprovéchalo después de usarlo. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
El cartón se utiliza para transportar juguetes, electrodomésticos, zapatos, regalos. Aprovéchalo después de usarlo. (Foto: Verónica Santamaría)

De acuerdo con Miriam, Reci-Club es un centro de acopio de barrio que poco a poco ha involucrado a la comunidad para separar los residuos. Vecinos, locatarios, comerciantes y personas que viven en los alrededores de la colonia han aprendido a separar sus desechos y llevarlos a este centro de acopio del sur de la ciudad.

También lee: El significado del árbol de Navidad es más interesante de lo que imaginas

“Buscamos que la gente entienda que los materiales pueden estar limpios y que eso genera un beneficio, entonces, poco a poco la comunidad ha aprendido qué materiales se pueden reciclar”, explica Miriam. “Hay vecinos que empezaron trayendo una sola botella a la semana y ahora pasan cada tercer día con los residuos que han aprendido cómo se separan y cómo se preparan”.

Durante la época decembrina, considera Miriam, antes de pensar en el reciclaje habrá que partir de entender qué es el consumo consciente y cómo aplicarlo. Consumir de manera responsable implica que cada persona analice qué consume y, a partir de eso, decidir conscientemente el impacto ambiental que puede generar.

<span>Los insumos electrónicos inservibles pueden reaprovecharse sin ningún problema. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
Los insumos electrónicos inservibles pueden reaprovecharse sin ningún problema. (Foto: Verónica Santamaría)

“Estamos inmersos en una cultura de consumo [que] por todos los medios y sentidos buscará que consumamos y compremos algo que necesitamos o no. Es importante diferenciar qué es una necesidad real y qué es un gusto. Lo mejor es que tuviéramos pocos materiales de gente que ya hizo una transformación”, añade.

Para Reci-Club, lo ideal en estas fechas decembrinas es que los residuos que se van a generar en Navidad puedan ser evitados o pensados en que tendrán una mayor durabilidad, que se podrán reciclar o reparar.

No te pierdas: Cinco películas navideñas: la Navidad observada desde el cine

Datos del Censo Nacional de Gobiernos Municipales y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México de 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que en México se tiene el registro de 501 centros de acopio que recolectan diariamente materiales diversos. De estos, 65 por ciento son papel, cartón, eléctricos y electrónicos, vidrio y PET.

<span>En esta época se utiliza gran cantidad de aluminio para preparar platillos navideños. No lo tires a la basura. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
En esta época se utiliza gran cantidad de aluminio para preparar platillos navideños. No lo tires a la basura. (Foto: Verónica Santamaría)

Si bien varios de los materiales podrían evitarse o reducirse, en Reci-Club aconsejan a quienes harán su primer acopio hacer un análisis de aquello que van a eliminar, reducir, intercambiar o reparar para darle la mayor vida posible a ese material.

“El segundo paso es sugerirles que empiecen acopio con un solo residuo, por ejemplo, si sabes que en diciembre se genera mucho cartón, identifica todo el cartón que generas y sepáralo, a lo mejor en enero van por otro residuo hasta que a la mitad del año ya tengan un acopio completo de todo lo que generan”, explica Miriam.

PENSAR ANTES DE COMPRAR

Para Reci-Club, la intención de llegar al reciclaje es aprender y compartir. Ecolana, una empresa dedicada al reciclaje en México, cuenta con un mapa que ayuda a las personas a identificar su centro de acopio más cercano y del que Reci-Club es parte. Las personas pueden interactuar buscando su estado, municipio y tipo de residuo a separar.

<span>¿Comida para llevar? Sobra en épocas navideñas. Pero recicla todo el unicel que sea posible. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
¿Comida para llevar? Sobra en épocas navideñas. Pero recicla todo el unicel que sea posible. (Foto: Verónica Santamaría)

En estos festejos navideños y de Año Nuevo, dice la Dra. Alethia Vázquez Morillas, investigadora de tecnologías sustentables del Departamento de Energía de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco, es cuando se tiene un mayor volumen de envolturas, cajas, papeles y bolsas que, al final, no tienen una función.

“Podemos replantearnos esto y hablarlo en familia. Concienciarnos en esa parte, tratar de racionalizar el consumo que hacemos, organizar con tiempo las cosas, es un factor importante. Si planeamos qué vamos a requerir, a quien le vamos a dar regalos, qué vamos a preparar en la cena nos da la oportunidad de seleccionar mejor”.

Según cifras del Censo Nacional de Gobiernos Municipales y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México de 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante 2018 se recolectaron 107,056 toneladas de basura diariamente. Es decir, 854 gramos por persona son generadas principalmente en viviendas, edificios, calles y avenidas, así como en parques y jardines.

Te interesa: Cinco increíbles árboles de Navidad de todo el planeta

<span>Tras los brindis navideños lo que sobra son botellas de vidrio. Llévalas a tu centro de reciclaje. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
Tras los brindis navideños lo que sobra son botellas de vidrio. Llévalas a tu centro de reciclaje. (Foto: Verónica Santamaría)

De acuerdo con la Dra. Alethia Vázquez, los materiales que contiene una envoltura de regalo son económicos generalmente, pero para llegar a ellos se parte de recursos naturales que son extraídos, procesados, transportados hasta que, finalmente, llegan a manos de los consumidores.

“Una bolsa de regalo, lo más común, es que está hecha de algún tipo de papel o cartón que contiene pigmentos y alguna agujeta para sujetar. Para fabricar eso tuvo que extraerse celulosa o recuperar celulosa de algún producto que se haya reciclado. Se tuvo que procesar y requirió de agua, energía, y se necesitó de productos químicos. Entonces, consumimos recursos, pero además liberamos agua que tienen contaminantes”.

A este proceso se le agrega el transporte de esos materiales para llevarlos a diversos puntos de consumo donde su vida útil será de unos minutos. Con esto, la especialista explica que es algo de lo que se podría prescindir con facilidad.

<span>El PET es uno de los productos que más se generan en todo el año, no solo en las fiestas decembrinas. (Foto: Verónica Santamaría)</span>
El PET es uno de los productos que más se generan en todo el año, no solo en las fiestas decembrinas. (Foto: Verónica Santamaría)

“Si nos fijamos en la cantidad de envolturas que dan en estos días y vemos lo que recogen los recolectores de residuos en los días posteriores a la Navidad, son toneladas de este tipo de materiales que usamos, no porque sea necesario, sino porque es solo una especie de convención social”, señala.

Te recomendamos: ¿Por qué se llama Navidad? Te explicamos el origen y el significado de la palabra

Si en estas fechas decembrinas decides iniciar un consumo responsable en los productos que adquieres, la Dra. Alethia Vazquez recomienda hacer uso de algunas de las “R” de la sustentabilidad.

Estas son: reducción para generar menos residuos; reutilización de envases o botellas; reparación, que antes se aplicaba a muchas cosas y es una costumbre que se ha ido perdiendo; remanufactura, que consiste en llevar los productos al productor que los desarma y retoma las piezas que reincorpora en nuevos; y reciclaje, porque en este eslabón se trata de volver a reprocesar los productos que ya fueron utilizados. N

La cultura del reciclaje y de la economía circular genera comunidad entre las personas que la integran.<br>(Foto: Verónica Santamaría)
La cultura del reciclaje y de la economía circular genera comunidad entre las personas que la integran.
(Foto: Verónica Santamaría)

También lee:

Artesanías para Navidad muy mexicanas

Música navideña: las 20 canciones más vendidas de todos los tiempos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.