Navidad y Año Nuevo papal se celebrarán al interior del Vaticano por el coronavirus

Philip Pullella
·2  min de lectura

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 22 dic (Reuters) - El Papa Francisco leerá su mensaje de Navidad desde el interior del Vaticano, en lugar del balcón central al aire libre de la Basílica de San Pedro, debido a las nuevas restricciones por el coronavirus en Italia, dijo la Santa Sede el martes.

Además del mensaje de Navidad "Urbi et Orbi" (a la ciudad y al mundo), cinco discursos que debían haber sido pronunciados desde una ventana del Palacio Apostólico del Vaticano -con vistas a la Plaza de San Pedro- entre el 26 de diciembre y el 6 de enero también serán trasladados al interior.

Las restricciones implican que las personas no podrán ir a la Plaza de San Pedro. Los eventos papales se transmitirán en vivo por internet y televisión.

Los italianos estarán sometidos a un confinamiento a nivel nacional durante gran parte de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo. Las tiendas que no sean esenciales se cerrarán entre el 24 y el 27 de diciembre, del 31 de diciembre al 3 de enero y los días 5 y 6 de enero. En estos días, las personas solo podrán viajar por motivos laborales, de salud o de emergencia.

Las normas restringirán el número de personas autorizadas a asistir a los principales eventos papales dentro de la Basílica de San Pedro, como la misa de Nochebuena, la víspera de Año Nuevo, la misa por el Día Mundial de la Paz del 1 de enero y la Misa por la Epifanía el 6 de enero.

La misa de Nochebuena del Papa comenzará a las 19:30 hora local, dos horas antes de lo habitual, para permitir que el número limitado de personas que podrá asistir esté en casa a las 22:00, hora del toque de queda italiano.

En un momento en que una segunda ola de la pandemia está golpeando a Italia, las audiencias generales semanales se trasladaron al interior y se celebraron casi sin público tras varios meses con un número limitado de asistentes.

Italia, el primer país occidental afectado por el virus, ha sufrido 69.214 muertes por COVID-19 desde que surgió su brote en febrero, la cifra más alta de Europa y la quinto mayor del mundo. También ha registrado unos 1,96 millones de casos hasta la fecha.

(Editado en español por Carlos Serrano)