La primera nave de aprovisionamiento china se acopla al laboratorio espacial

La nave de aprovisionamiento china Tianzhu-1, en la plataforma de lanzamiento en el centro espacial de Wenchang, en China, el 20 de abril de 2017 (AFP | Fred Dufour)

La primera nave de aprovisionamiento china consiguió este sábado acoplarse al laboratorio espacial, dos días después de su lanzamiento, informó el centro de control aeroespacial de Pekín.

La nave no tripulada Tianzhu-1 ('Barco celeste') fue propulsada el jueves por la noche desde el centro de Hainan, en el sur de China, mediante el cohete Larga Marcha 7 y comenzó su acercamiento al laboratorio espacial Tiangong-2 ('Palacio celeste') este sábado por la mañana.

El primer contacto con el laboratorio, en órbita desde septiembre pasado, tuvo lugar a las 12H16 (04H16 GMT) y terminó de acoplarse a las 12H23.

Este laboratorio se supone que abrirá el camino para el despliegue, previsto para 2022, de una estación espacial tripulada, en el momento en el que la Estación Espacial Internacional (ISS) deje de funcionar.

El carguero espacial representa una "etapa crucial" para la construcción de esta estación china, señaló la agencia oficial Xinhua.

Tianzhu-1 mide más de 10 metros de largo y puede transportar hasta seis toneladas de material y de satélites, según Xinhua, que precisó que otros dos acoplamientos están previstos antes de que se precipite a la Tierra.

Además, la nave realizará dos experiencias en el espacio, detalló la agencia china.

China invierte miles de millones de euros en sus programas espaciales para intentar alcanzar a Europa y Estados Unidos. Igualmente, tiene la intención de enviar una nave espacial alrededor de Marte para 2020, antes de desplegar un vehículo teledirigido en el planeta rojo.