Navalny pone fin a huelga de hambre en cárcel rusa

DARIA LITVINOVA
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 20 de febrero de 2021, el dirigente opositor ruso Alexei Navalny se para en una jaula en la Corte Distrital Babuskinsky en Moscú. Navalny dijo el viernes 23 de abril de 2021 que pondrá fin a tres semanas de huelga de hambre. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko, File)

MOSCÚ (AP) — El encarcelado dirigente opositor ruso Alexei Navalny dijo el viernes que pondrá fin a su huelga de hambre al recibir atención médica y ante la advertencia de sus médicos de que su vida estaba en riesgo.

En un mensaje por Instagram en el 24to día de su huelga de hambre, Navalny dijo que seguirá exigiendo la visita de su médico debido a la pérdida de sensación en sus brazos y piernas, su principal reclamo al iniciar la medida, pero dijo que decidió desistir de la huelga después de que lo examinaron médicos que no son de la prisión, algo que consideró un “avance enorme”.

“Gracias al gran apoyo de la buena gente en todo el país y el mundo, hemos logrado un avance enorme”, dijo Navalny en su mensaje. “Hace dos meses, mis pedidos de asistencia médica provocaban sonrisas burlonas. No me daban medicamentos... Gracias a ustedes, he sido examinado dos veces por una junta de médicos civiles”.

Navalny dijo que empezará a “salir de la huelga de hambre” el viernes y que el proceso de ponerle fin tomará 24 días.

El político de 44 años, arrestado meses atrás para que cumpla una condena de dos años y medio, inició la huelga el 31 de marzo en protesta porque las autoridades penitenciarias se negaron a permitir la visita de sus médicos cuando empezó a padecer dolores de espalda graves e insensibilidad en las piernas.

Las autoridades dijeron que Navalny recibía toda la atención médica necesaria, pero él dijo que en realidad no recibía tratamiento alguno.

El miércoles se produjeron movilizaciones masivas en toda Rusia para reclamar su libertad. Uno de sus colaboradores dijo que las protestas aparentemente lograron de las autoridades el compromiso de darle la asistencia médica que reclamaba al iniciar la huelga de hambre.

Navalny, el crítico más destacado del presidente Vladimir Putin, fue arrestado en enero al regresar de Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de un envenenamiento con un agente neurotóxico que él atribuye al Kremlin. Las autoridades rusas rechazan la acusación.