Navalni recurre ante la Justicia rusa la pena de 3,5 años de cárcel

Agencia EFE
·2  min de lectura

Moscú, 12 feb (EFE).- Los abogados del líder opositor ruso, Alexéi Navalni, recurrieron hoy la pena de tres años y medio de cárcel que le fue impuesta el pasado 2 de febrero por un antiguo caso penal de estafa y lavado de dinero.

El Tribunal Urbano de Moscú tramitará la apelación el 20 de febrero, según informó a la prensa Vadim Kobzev, representante del opositor, que tachó de ilegal el fallo.

Navalni fue condenado por no personarse ante la autoridad durante 2020 en relación con la pena suspendida de tres años y medio que recibió en 2014 por fraude comercial a la compañía "Yves Rocher Vostok".

Sus abogados adujeron que el opositor no incumplió con su obligación, ya que los servicios penitenciarios habían prolongado ilegalmente por un año, hasta finales de 2020, el período de prueba.

Además, Navalni denunció que durante varios meses no pudo personarse ante las autoridades penitenciarias porque se encontraba en Alemania, primero en coma y después rehabilitándose del envenenamiento con el agente Novichok, del que acusa a los servicios secretos rusos.

El opositor, que tendrá que cumplir menos de dos años y ocho meses de cárcel, ya que estuvo ya diez meses en arresto domiciliario y ahora se encuentra en prisión preventiva, acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, de ordenar su asesinato y posterior procesamiento.

El fallo judicial fue condenado unánimemente por Occidente, que ha exigido su inmediata liberación a Moscú, que ha replicado que este es un asunto interno.

Navalni afrontó hoy una nueva vista del juicio por difamación a un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 95 años, denuncia que él consideraba fabricada con el fin de desprestigiar su imagen.

Según informó el tribunal, dicho juicio, que podría acarrear una multa y trabajos sociales, proseguirá el 16 de febrero.

Casi todos los aliados de Navalni, incluido su hermano Oleg, fueron detenidos y arrestados para dos meses por diferentes casos penales después de las multitudinarias protestas antigubernamentales del 23 y el 31 de enero.

El envenenamiento de Navalni en agosto de 2020, su detención a su regreso de Alemania a mediados de enero y su reciente condena han deteriorado las relaciones entre Rusia y Occidente, que también ha criticado la violenta represión de las protestas, en las que fueron detenidos más de once mil manifestantes.

Estados Unidos y la Unión Europea barajan adoptar nuevas sanciones internacionales contra Moscú, que ya ha dicho que responderá con firmeza ante cualquier paso inamistoso contra sus intereses.

(c) Agencia EFE