Naturaleza intangible: los secretos que esconden los parques nacionales de la Argentina, lejos del público

·5  min de lectura
En el interior de la selva del Parque Nacional Iguazú, se pueden encontrar mariposas amarillas y otras azules
Paula Teller

La ruta nacional 101 atraviesa el Parque Nacional Iguazú como una huella colorada que surca la selva verde. Se extiende de sureste a noroeste en la zona de esa reserva que no se puede visitar. Apenas un puñado de los miles de turistas que llega cada año se adentra en ese camino.

La 101 es más antigua que el parque: une la ruta nacional 12 con la localidad de Comandante Andresito. A través de los 37 kilómetros que recorren el área protegida de sureste a noroeste la cruzan varios arroyos: Central, Cataratas, Ibicui, Zanja Honda, Santo Domingo y finalmente Yacuy. Todos forman parte de la microcuenca del río Iguazú.

La ruta nacional 101 atraviesa el Parque Nacional Iguazú, en Misiones
La ruta nacional 101 atraviesa el Parque Nacional Iguazú, en Misiones


La ruta nacional 101 atraviesa el Parque Nacional Iguazú, en Misiones

La provincia de Misiones tiene el 52% de la biodiversidad del país y mucha de esta diversidad está aquí, en esta selva, a los lados del camino que custodia Parques Nacionales: hay árboles como el palo rosa, que tiene el tronco tan púrpura que parece habitado por un enorme corazón carmesí dispuesto a latir.

Hay nidos colgantes de boyeros, que simulan enormes cestos de mimbres gigantes colmados de aves gregarias que se desplazan en grupo y alborotan la copa de los árboles. Hay lianas y, también, orquídeas salvajes.

En el suelo aparecen huellas de yaguareté, de puma y de tapir. En el cielo vuelan mariposas azules y pequeñas mariposas amarillas tan sutiles como una lluvia liviana que moja la selva una y otra vez.

El circuito de las Cataratas, apenas una muestra de la riqueza y la belleza natural en el Parque Nacional Iguazú
Juan Mateo Aberastain Zubimendi


El circuito de las Cataratas, apenas una muestra de la riqueza y la belleza natural en el Parque Nacional Iguazú (Juan Mateo Aberastain Zubimendi/)

Pero el viajero no puede salir del camino. Está prohibido entrar en la selva que circunda la ruta: la senda es el límite infranqueable a la jungla verde.

El turista solo puede ir a un observatorio construido en madera, donde se pueden avistar la mayoría de las 500 aves que hay en esta selva. Claro que para verlas hay que ir de madrugada antes que irrumpa el sol, cuando solo se oyen los sonidos de la naturaleza.

La 101 es acaso la única manera de conocer un poco más de las 120 hectáreas destinadas a uso público de este parque que tiene un total de 57.000 hectáreas de zona intangible. Es decir, la mayoría de las 64.000 hectáreas del parque están fuera de la exploración del hombre.

La ruta nacional 101 es el límite para los visitantes; está prohibido desplazarse hacia la superficie a ambos lados del camino
La ruta nacional 101 es el límite para los visitantes; está prohibido desplazarse hacia la superficie a ambos lados del camino


La ruta nacional 101 es el límite para los visitantes; está prohibido desplazarse hacia la superficie a ambos lados del camino

Iguazú no es la excepción. En la Argentina hay 49 parques y áreas protegidas. De estos, solo 30 parques nacionales tienen áreas de uso público, según informó la Administración de Parques Nacionales (APN). La mayor parte de sus tierras no está abierta para visitantes.

Solo el 49% del territorio de estos 30 parques es accesible y apenas un 0,33% es de uso intensivo, según detalló APN. Es decir, que los turistas acceden a una porción mínima de las bellezas naturales que se buscan conservar del impacto ambiental.

Así, el 51% de las 3,5 millones de hectáreas que suman los 30 parques abiertos a visitantes es inexpugnable. Está destinado exclusivamente a conservación de biodiversidad y especies ajenas al hombre.

La provincia de Misiones tiene el 52% de la biodiversidad del país y mucha de esa diversidad está en el Parque Nacional Iguazú
Juan Mateo Aberastain Zubimendi


La provincia de Misiones tiene el 52% de la biodiversidad del país y mucha de esa diversidad está en el Parque Nacional Iguazú (Juan Mateo Aberastain Zubimendi/)

En el caso de Iguazú, la zona de uso público intensivo en el sector de las Cataratas es de 71 hectáreas. Hay además 44 hectáreas destinadas al uso extensivo. Luego el parque tiene 328 hectáreas de uso especial y, finalmente, 57.000 hectáreas de uso intangible, de un total de 64.000. Es decir: los viajeros que van a parque nacional más visitado del país apenas conocen una porción ínfima del esta área protegida en medio de la selva.

Hay parques mucho menos visitados, como Baritú, en Salta. Tiene apenas 137 hectáreas de uso extensivo y no hay tierras de uso intensivo en este predio que tiene 68.000 hectáreas, la inmensa mayoría de territorio intangible.

Los Cardones, también en Salta, tiene reservado para el uso extensivo 1190 hectáreas de un total de 64.000. Apenas 12 hectáreas que se hallan a los lados de la ruta nacional 33 son de uso intensivo: los senderos al Valle del Tonco o el Valle Los Colorados son apenas una mínima porción de este parque destinado a la conservación del cardón. Hay ejemplares tan pequeños como una flor y otros de más de tres metros de alto, en este cardonal árido del norte.

Parque Nacional Los Cardones, en Salta
Martín Lucesole


Parque Nacional Los Cardones, en Salta (Martín Lucesole/)

En Calilegua, Jujuy, el parque de la nuboselva tiene reservadas 197 hectáreas de uso extensivo y 335 de uso intensivo. Aquí hay más de diez senderos por recorrer entre cedros, robles, lapachos, urundeles y lianas. Todos los senderos son de tierra, muy angostos, y se recorren caminando o en escaladas. Se puede hacer de manera independiente, ya que son autoguiados con cartelería que informa cómo seguir cada circuito. Algunos, como el sendero El Negrito, demandan más esfuerzo: al final hay un salto de agua que vale el intento.

Pero aún quien transite todos estos caminos apenas se habrá asomado a la superficie de 77.000 hectáreas de este parque entre las yungas.

Glaciar Perito Moreno; Argentina; El Calafate; Turismo; Parque Nacionales; sociedad;
Natacha Pisarenko


Hay un caso opuesto: el Parque Nacional Los Glaciares. Con 726.918 hectáreas, tiene disponibles para uso público extensivo 613.750 (Natacha Pisarenko/)

Hay un caso opuesto: el Parque Nacional Los Glaciares. Se trata del más grande del país, con 726.918 hectáreas, y tiene disponibles para uso público extensivo 613.750 hectáreas.

Sin embargo, la mayor parte del uso intensivo se da en la visita al Glaciar Perito Moreno y otras 372 hectáreas donde se pueden conocer apenas una decena de los 252 glaciares que conserva en su interior el predio. Las masas de hielo que se desplazan sin ser observadas ni intervenidas por el hombre son acaso las joyas del parque.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.