No todo lo natural es seguro: Estos son algunos peligros de la aromaterapia

¿Qué tan dañino puede ser disfrutar de los aromas de la lavanda, el limón y el eucalipto? A primera vista, la difusión de aceites esenciales parece totalmente segura, pero son mezclas complejas de sustancias volátiles, lipófilas, olorosas, líquidas y por eso debes terner cuidado al usarlas.

Los aceites son extraídos de hojas, raíces, rizomas, cortezas, flores y semillas de plantas y se componen de varias sustancias bioactivas que pueden ser inocuas, terapéuticas o tóxicas para el cuerpo humano.

Los incorporamos a nuestra vida cotidiana por inhalación, mediante un difusor personal o de habitación, o diluidos en cremas o aceites vegetales.

Se asume que "natural" significa seguro, pero hay muchos compuestos naturales que pueden ofrecer beneficios y desventajas. A diferencia de las esencias sintéticas, los aceites naturales tienen una composición química que no es segura para todos. Se utilizan para ayudar a controlar las emociones, el cuidado estético, físico y para aliviar el dolor. Pero, como cualquier terapia, el uso de aceites esenciales tiene sus límites.

Estos aceites pudieran contribuir a la irritación de la piel, generar síntomas respiratorios e incluso problemas hormonales.

Si es usada de manera correcta, la aromaterapia puede ser una terapia integradora y complementaria. Pero su uso inadecuado, como la aplicación tópica en estado puro o por vía oral, puede transformar al aceite esencial en un gran villano.

Aquí te mostramos algunas precauciones básicas que debes tener antes de usar la aromaterapia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.