Natalie Portman sobre las denuncias de acoso sexual en Hollywood: "Tengo cien historias"

LA NACION

En el marco de las numerosas denuncias de acoso y abuso sexual que sacuden Hollywood, la actriz Natalie Portman dio su punto de vista e incluso contó una amarga anécdota que tuvo con un productor. "Cuando escuché todo lo que salía a la luz, pensé que era afortunada de no haber atravesado algo así. Pero luego, reflexionando, pensé que si bien nunca había sufrido abuso sexual, sí sufrí discriminación o acoso de algún tipo en prácticamente todos mis trabajos".

La actriz protagonista de El perfecto asesino reveló que pasó de creer que no había vivido ninguna situación de esa naturaleza, a replantearse todo su pasado: "Tengo cien historias. Y pienso mucho en personas que están atravesando un momento de cuestionarse a sí mismas situaciones que estaban naturalizadas como parte del trabajo".

La experiencia más grave que reveló Portman en el marco de la charla brindada en el Vulture Festival, fue una en la que un productor la invitó a compartir un jet privado en dirección a un destino al que ella debía presentarse. "Me presenté y resultó que solamente éramos nosotros dos, y una cama que estaba instalada en el avión. Nada pasó, no me violó. Le dije esto no me hace sentir cómoda, y fui respetada. Pero eso no estuvo nada bien. Eso fue realmente inaceptable y manipulador y pudo haber sido. yo tuve miedo".

En otro tramo del diálogo la actriz reconoció que al comienzo de su carrera, cuando era muy joven, debió rechazar trabajos porque consideró que la cosificaban: "Definitivamente hubo un período en el que era muy reacia a hacer escenas con besos o de contenido sexual. Porque en mis primeros trabajos, la opinión de la gente en las reseñas era decirme Lolita y cosas por el estilo, y eso me asustaba".

Por otra parte, Natalie reclamó también la falta de presencia femenina en muchos films de Hollywood, y no solo delante de pantalla, sino también detrás: "Frecuentemente estás en una película como la única mujer, y muchas veces sos la única mujer en el rodaje. Es muy inusual encontrar mujeres en el equipo de producción más allá de los departamentos de peinado, maquillaje y vestuario, que por otra parte son los sitios que responden a estereotipos en los que las mujeres deben estar". Más adelante y sobre ese tema, ella agregó: "Lo más sorprendente es que pareciera casi estratégico el mantenernos alejadas de otras mujeres, porque así perdés la oportunidad de compartir estas historias (.). No se advierte que hay cientos de personas con experiencias similares".