NASA y SpaceX: los astronautas ya están en la Estación Internacional y se quedarán hasta abril

LA NACION
·4  min de lectura

CABO CAÑAVERAL.- La cápsula de SpaceX, Dragon, en la que viajaban cuatro astronautas, llegó esta madrugada a la Estación Espacial Internacional (EEI). La sonda se ancló al laboratorio orbital tras un vuelo de 27 horas automatizado desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, a 422 kilómetros sobre el estado de Idaho.

"Qué bien escuchar esa voz", dijo la astronauta de la EEI Kate Rubins cuando el comandante de la Dragon, Mike Hopkins, hizo su primer contacto por radio. "No podemos esperar a tenerlos a bordo", agregó cuando las dos naves se unieron.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades

La primera fase de acoplamiento, denominada "captura suave", finalizó hoy a las 4.01 GMT, según imágenes en directo transmitidas por la NASA en Internet. La fase siguiente, o "captura dura", tuvo lugar unos minutos más tarde.

Esta es la segunda misión tripulada de SpaceX, pero la primera en que la empresa de Elon Musk lleva a un equipo que se quedará medio año en el puesto orbital, hasta la primera boreal. En el vuelo de prueba, a principios de este año, los dos pilotos estuvieron apenas dos meses. Ahora los astronautas se quedarán en la EEI hasta que llegue su relevo, en otra cápsula Dragon, en abril.

Hopkins y su tripulación (Victor Glover, Shannon Walker y el japonés Soichi Noguchi) se sumaron a los dos cosmonautas rusos y a la astronauta estadounidense que llegaron el mes pasado en un vuelo desde Kazajistán. Glover es el primer afroestadounidense que pasará una larga temporada en el espacio. Como además es su primer vuelo al espacio, recibió su insignia de oro de astronauta.

Los cuatro bautizaron su cápsula como Resilience para dar esperanza e inspiración durante un año especialmente difícil para todo el mundo por la pandemia de coronavirus. Transmitieron una visita a su cápsula, mostraron los controles táctiles, las zonas de almacenamiento y su indicador de gravedad cero: un pequeño muñeco de felpa de Baby Yoda.

3, 2, 1

El cohete Falcon 9 de SpaceX despegó sin fallas y a la hora prevista ayer desde del Centro Espacial Kennedy, en Florida. "Fue un lanzamiento increíble", dijo el capitán Hopkins, una vez en órbita. Menos de tres minutos después, a una altitud de 90 km y mientras viajaba a 7000 km/h, el primer nivel de la nave se desprendió sin incidentes para volver a la Tierra y ser reutilizado en una misión prevista para 2021 que conducirá a cuatro astronautas a la estación.

A doce minutos del despegue, a una altitud de 200 km y una velocidad de 27.000 km/h, la cápsula Dragon se desprendió de la segunda etapa. Entonces SpaceX confirmó que la cápsula estaba en la órbita correcta para llegar a la estación internacional poco más de 27 horas tras el despegue.

SpaceX tiene previsto otros dos vuelos tripulados en 2021 para la NASA y cuatro misiones de reabastecimiento de combustible de la estación en los próximos 15 meses. También protagonizará un viaje privado, a través de su socio Axiom Space, para fines de 2021. La NASA insinuó que el actor estadounidense Tom Cruise podría ir a la estación, algo que aún no fue confirmado.

"La NASA era un completo desastre cuando asumimos. Ahora es de nuevo el centro espacial más 'candente' y avanzado del mundo, ¡por lejos!", escribió en Twitter el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apropiándose del éxito de un plan lanzado bajo el mandato de sus dos predecesores. Joe Biden, quien reemplazará a Trump en enero, también elogió a la NASA y a SpaceX. "Es una prueba del poder de la ciencia y de lo que podemos lograr combinando innovación, ingenio y determinación", tuiteó el mandatario electo.

Agencias AP y AFP