Narcos. Otro doble crimen en una semana con varios ajustes de cuentas en Rosario

LA NACION
·2  min de lectura
Siete asesinatos se registraron en Rosario en los últimos días
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

ROSARIO.- Dos jóvenes de 19 y 21 años murieron en la víspera de Navidad, tras ser baleados por dos sicarios que circulaban en una motocicleta en la zona sudoeste de Rosario. El hecho sucedió en las horas previas a la Nochebuena, en el pasillo de ingreso a unas viviendas ubicadas en la intersección de las calles Manantiales y Biedma, de la mencionada ciudad santafesina.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que dos hombres, que no fueron identificados hasta el momento, llegaron a la zona en una motocicleta, dispararon ráfagas de balas contra un grupo de personas y se escaparon inmediatamente.

Como consecuencia de la balacera, dos jóvenes identificados como Milton Sosa, de 21 años, y Pablo Brest, de 19, fallecieron en la vía pública, y un hombre de 31 años resultó herido en una pierna y tuvo que ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

Violencia. Un hombre recibió un mortal balazo mientras lavaba su automóvil

El fiscal Alejandro Ferlazzo ordenó la autopsia de ambas víctimas en el Instituto Médico Legal y todas las actuaciones de rigor a la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal.

Estos dos homicidios ocurridos en las últimas horas llevan a 209 el número de asesinatos en el departamento Rosario en lo que va del año, según los datos del Observatorio de Seguridad Pública y el MPA.

Pocas horas después de ese doble crimen, otro ataque de sicarios incrementó aún más los de por sí altos niveles de violencia que se registran en Rosario.

Apenas habían concluido los tradicionales brindis por la Navidad cuando otra ráfaga de disparos se mimetizó entre el sonido de algunos fuegos de artificio. Esa balacera se registró en el barrio Las Flores, una de las zonas dominadas por la banda narcocriminal Los Monos.

Los disparos también fueron efectuados desde una motocicleta y dejaron heridos de gravedad a un bebé de un año y a un adolescente de 17.

Los investigadores intentan determinar si ese ataque está vinculado con los disparos que provocaron el doble asesinato ocurrido pocas horas antes. Es que no sería la primera vez que en Rosario una sangrienta ofensiva entre bandas provoca venganzas inmediatas.

Esta semana ya se notificaron siete homicidios en esa ciudad. Dos de esos asesinatos fueron particularmente brutales, ya que los cuerpos de dos hombres fueron desmembrados con una motosierra y arrojados en contenedores de basura.