Naomi Osaka, campeona del Australian Open: ya mira de cerca a la número uno del ranking mundial

LA NACION
·3  min de lectura

MELBOURNE.- La tenista japonesa Naomi Osaka ha conquistado este sábado el título del Australian Open, primer 'Grand Slam' de la temporada, después de imponerse en la final a la estadounidense Jennifer Brady (6-4, 6-3), por lo que alza su cuarto 'grande', segundo en Melbourne.

El poderío físico de la número tres del mundo, de 23 años, no tuvo rival en el duelo celebrado en la Rod Laver Arena de Melbourne Park, que ya había coronado a la nipona en 2019. Desde que salvó dos match points ante la española Garbiñe Muguruza en octavos de final, Osaka fue creciendo en un certamen en el que no ha vuelto a conceder un set.

Arrolló a Serena Williams en semifinales y ha vuelto a arrasar en la final, resuelta en una hora y 17 minutos. Agresiva desde la línea de fondo y solvente con su saque, rompió el saque de Brady, número 24 del ranking WTA, en el cuarto juego, y aunque esta le respondió con un 'contrabreak' consiguió cerrar el parcial a su favor al resto.

El 4-0 de salida en el segundo set la encaminó hacia la victoria, y ni la rotura de la norteamericana en el quinto juego la distrajo de su objetivo, logrado en apenas una hora de juego.

Osaka había demostrado que podía ganar el título cuando superó en semifinales a la veterana estadounidense Serena Williams (11) por 6-3 y 6-4, y le impidió ir en busca del récord histórico de 24 títulos de Grand Slam en poder de la ex tenista australiana Margaret Court, retirada en 1977.

Lo mejor del triunfo de Osaka

De esta manera, Osaka conquista su segundo título en Australia, tras el de 2019, y su cuarto 'grande', después de conseguir también los US Open de 2018 y 2020. En total cuatro finales de 'Grand Slam' jugadas y las cuatro ganadas; siete títulos WTA, cuatro de ellos 'grandes'. El circuito femenino apunta a una nueva dominadora: la japonesa encadena 21 triunfos seguidos y no pierde un partido desde el pasado 7 de febrero de 2020, contra la española Sara Sorribes en la Fed Cup (actualmente Billie Jean King Cup).

El triunfo le permitirá alcanzar el segundo lugar en el ranking mundial desde este lunes; la líder es la australiana Ashleigh Barty, mientras que la rumana Simona Halep será desplazada al tercer puesto. Brady, por su parte, ascenderá al puesto 13 del mundo, su mejor clasificación.

Osaka y un récord que le igualó a Seles

Con este éxito en Melbourne, la japonesa de 23 años es la primera tenista, desde Mónica Seles a comienzos de los '90, en salir victoriosa de sus cuatro primeras finales de Grand Slam. Otro dato saliente es que cada vez que Osaka llegó a los cuartos de final de uno de los Majors, se quedó con el trofeo. Su marca es de 12-0 en dicha instancia de los certámenes más relevantes del circuito mundial.

"Gracias por venir y mirarnos. Fue increíble para mí. No jugué mis últimos torneos con público, y tener esta energía significa mucho. Gracias por abrir sus corazones. Es un privilegio poder jugar este Grand Slam en estos momentos", dijo la campeona.

Brady, en tanto, salió de la Rod Laver Arena con sensaciones encontradas. "Creo que esto me ha enseñado que pertenezco a este nivel. Ahora siento que ganar un Grand Slam es totalmente posible. Está a mi alcance. Si me hubieras preguntado hace un año, probablemente lo habría visto imposible, algo así como un viaje a Marte. Así que si algo he aprendido es que estoy más cómoda en este nivel", aseguró la estadounidense tras la final.

Noticias relacionadas

VIDEO | Sudoroso jugador de tenis de mesa tiene un fallo vergonzoso