Naciones insulares piden a las petroleras pagar los daños causados por el cambio climático

Sharm al Sheij (Egipto), 8 nov (EFE).- El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, en nombre de la Alianza de Pequeños Estados Insulares, dijo este martes que las empresas petroleras deben pagar un "impuesto global al carbono" sobre sus ganancias para compensar los daños causados por el cambio climático.

En su discurso durante la cumbre del clima COP27, que se celebra en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij, Browne denunció que las pequeñas naciones insulares sufren algunos de los peores impactos del cambio climático.

"Los derrochadores productores de combustibles fósiles se han beneficiado de ganancias exorbitantes a expensas de la civilización humana. Mientras se benefician, el planeta arde", subrayó.

Browne consideró que los millonarios beneficios obtenidos por las petroleras son "dinero más que suficiente para cubrir los costes de los principales daños climáticos en los países en desarrollo".

Por ello, insistió en su intervención, seguida por vía telemática, en que estas empresas han de compensar los daños causados por las tormentas y el aumento del nivel del mar en los pequeños Estados insulares.

"Ya es hora de que estas empresas paguen un impuesto global al carbono sobre sus ganancias como fuente de financiación para pérdidas y daños", apostilló.

Esta idea ya fue enarbolada en la COP27 por el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, quien reclamó a "todos los gobiernos" la implantación de impuestos sobre los beneficios extraordinarios obtenidos por las empresas de energías fósiles.

"Reorientemos el dinero para la gente que sufre con el alza de los precios de la energía y los alimentos y para los países que sufren pérdidas y daños causados por la crisis climática", dijo Guterres.

Las pequeñas naciones insulares, entre ellas las del Caribe, como Antigua y Barbuda, llevan tiempo pidiendo ayuda internacional y financiación para afrontar los daños causados a sus países por el cambio climático.

(c) Agencia EFE