Nacionalistas escoceses apuntan a mayoría parlamentaria y a nuevo impulso pro-independencia

·2  min de lectura
Imagen de archivo de las banderas de Reino Unido, Escocia y la Unión Europea en el Parlamento escocés en Edimburgo.

LONDRES, 14 ene (Reuters) - Los nacionalistas escoceses están en camino de obtener una mayoría récord en las elecciones para el parlamento descentralizado de Escocia, lo que daría inicio a un nuevo impulso para la independencia del país, según una encuesta de opinión publicada el jueves.

Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia y líder del Partido Nacional Escocés (SNP), pro-independentista, reclamará un otro referéndum de independencia si su partido logra un buen resultado en las elecciones del 6 de mayo.

El primer ministro británico, Boris Johnson -que tendría que aceptar el referéndum-, dijo anteriormente que no había necesidad de una nueva votación después de que los escoceses rechazaran la independencia en la consulta de 2014.

Se espera que el SNP gane 71 de los 129 escaños del parlamento escocés, ocho asientos más de los que obtuvo en las últimas elecciones de 2016, según la encuesta realizada por Savanta ComRes.

La última y única vez que el SNP obtuvo la mayoría parlamentaria fue en 2011, con 69 escaños, con Alex Salmond como líder del partido.

Si Escocia votara a favor de la independencia, el Reino Unido perdería aproximadamente un tercio de su territorio y casi una décima parte de su población. Lo haría, además, mientras lidia con el impacto de Brexit.

Según la encuesta, el Partido Conservador de Johnson podría perder 14 escaños en el parlamento escocés y el Partido Laborista hasta tres, dejando a los conservadores con 17 escaños y al Partido Laborista con 21.

Los escoceses votaron 55%-45% en contra de la independencia en un referéndum en 2014, pero el Brexit y la gestión de la crisis del COVID-19 por parte de Londres han reforzado el apoyo al SNP, con sondeos mostrando una mayoría a favor de la ruptura.

Además, la consulta realizada por Savanta ComRes arrojó que el 57% de los ciudadanos votaría por la independencia de Escocia en un nuevo referéndum, lo que supondría una cifra récord.

(Información de Andrew MacAskill; editado por William Schomberg; traducción de Jorge Martínez)