Número récord de muertes y hospitalizaciones en Portugal por covid-19

·2  min de lectura
Un letrero pide lavarse las manos para entrar en el cuarto donde descansa un paciente en el hospital Curry Cabral de Lisboa, Portugal, el 18 de noviembre de 2020

La pandemia de covid-19 registró nuevos récords el lunes en Portugal con 122 muertes en 24 horas y casi 4.000 personas hospitalizadas, y el país se prepara esta semana para volver a un confinamiento estricto.

En un consejo de ministros el miércoles, el gobierno "decretará algo muy similar al primero confinamiento de marzo", dijo el lunes el primer ministro Antonio Costa.

"Creo que no hay alternativa al confinamiento general", ya había advertido este fin de semana el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, que aspira a un segundo mandato en las elecciones previstas el 24 de enero.

Tras el nuevo récord de muertes el lunes, Portugal suma un total de 7.965 fallecidos por covid-19.

Con 213 nuevos pacientes, un total de 3.983 personas estaban siendo atendidas en los hospitales del país, 567 de ellas en unidades de cuidados intensivos, según la evaluación diaria del lunes de la dirección general de Salud.

El número de nuevos casos de la semana pasada superó el umbral de 10.000 contaminaciones diarias, antes de registrar un descenso significativo durante el fin de semana, lo cual, sin embargo, "no corresponde a una mejora efectiva" sino a una reducción del número de test realizados, explicó Antonio Costa.

"Ciertamente nos enfrentamos a una tercera ola", dijo el jefe del ejecutivo socialista a la prensa.

"Reducir el nivel de transmisión es la única forma de superar esta situación", subrayó por su parte la ministra de Sanidad, Marta Temido, y señaló que el aumento del número de casos observado en los últimos días estaba relacionado con el levantamiento de ciertas medidas para el período navideño y la ola de frío que afectó a varios países europeos.

El nuevo confinamiento, que podría entrar en vigor ya el jueves, debería incluir el cierre de los negocios considerados no esenciales, restaurantes y cafeterías, pero las escuelas deberían seguir en modo presencial.

bcr-tsc/mm/pc/eg