MV Asphalt Princess: los presuntos secuestradores del buque de bandera panameña abandonan el barco en el Golfo de Omán

·2  min de lectura

La marina británica informó este miércoles que los hombres que habían presuntamente secuestrado un barco en el Golfo de Omán abandonaron la nave y que la tripulación se encuentra a salvo.

Según dichas autoridades, el potencial secuestro del tanquero MV Asphalt Princess de bandera panameña llegó a su fin, aunque no dieron más detalles.

El buque había sido presuntamente secuestrado por hombres armados el martes, cuando se dirigía hacia el Estrecho de Ormuz.

No está claro quienes eran los hombres que tomaron la nave, pero analistas consultados apuntaban a las fuerzas de seguridad iraníes.

Se cree que los hombres que capturaron el barco estaban armados, y que habían dado indicaciones para que dirigir la nave hacia Irán.

La Guardia Revolucionaria iraní ha negado estos rumores indicando que son un pretexto para una "acción hostil" contra Teherán.

El incidente ocurrió menos de una semana después del ataque con un dron en las costas de Omán contra un tanquero operado por una compañía israelí que dejó dos muertos, un británico y un rumano.

Estados Unidos, Reino Unido e Israel culparon a Irán, algo que la nación islámica negó de forma rotunda.

"Guerra en la sombras"

El corresponsal de Seguridad de la BBC Frank Gardner informó que el buque MV Asphalt Princess pertenece a una compañía basada en Dubai, que dos años atrás sufrió el secuestro de una de sus naves por parte de los guardias revolucionarios.

Según los reportes, indicó Gardner, el tanquero estaba cerca de la entrada del Estrecho de Ormuz, por donde pasa una quinta parte del tráfico mundial de cargamentos de petróleo.

Además del ataque de la semana pasada, se han sucedido durante todo el año incidentes con barcos que atraviesan esta región.

A comienzos de 2021, el buque de carga MV Helios, perteneciente a una compañía israelí, fue severamente dañado en el Golfo de Omán cuando un ataque dejó dos huecos en su casco. Israel rápidamente acusó a Irán, que negó cualquier responsabilidad.

En abril, el buque iraní Saviz, anclado en el sur del Mar Rojo, sufrió daños causados probablemente por minas. Israel y Arabia Saudita dijeron que la nave funcionaba como puesto de logística para los aliados iraníes en Yemen.

Medios de comunicación en Estados Unidos han informado que en los últimos 18 meses las fuerzas israelíes han tenido como blanco a al menos 12 barcos que se dirigían a Siria con petróleo iraní y suministros militares.

El ataque contra el tanquero israelí de la semana pasada fue, para Garner, una escalada en esta "guerra en las sombras" que pelean Irán e Israel en esta región, debido a las dos víctimas mortales que dejó.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.