Musk vende casi $4.000 millones en acciones de Tesla

Archivo - Elon Musk habla en la Conferencia y Exhibición SATELLITE el 9 de marzo de 2020, en Washington. (AP Foto/Susan Walsh, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

El nuevo propietario de Twitter y director general de Tesla, Elon Musk, vendió acciones de Tesla por valor de casi 4.000 millones de dólares, según los documentos reglamentarios.

Musk, que compró Twitter por 44.000 millones de dólares, vendió 19,5 millones de acciones de la empresa de autos eléctricos del 4 al 8 de noviembre, según documentos presentados el martes ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

El multimillonario vendió 7.000 millones de dólares de sus acciones de Tesla en agosto mientras trabajaba para financiar la compra de Twitter, una operación de la que estaba tratando de deshacerse en ese momento. En total, Musk ha vendido más de 19.000 millones de dólares en acciones de Tesla desde abril, incluidas las documentadas el martes, probablemente para financiar su parte de la compra de Twitter.

La adquisición de Twitter no ha sido fácil y la plataforma de redes sociales ha visto un éxodo de algunos grandes anunciantes en las últimas semanas, entre ellos United Airlines, General Motors, REI, General Mills y Audi.

Musk reconoció “una caída masiva en los ingresos” en Twitter, que depende en gran medida de la publicidad para generar ganancias.

Musk había señalado previamente que ya había terminado de vender acciones de Tesla, por lo que la revelación de que esas ventas continúan exasperó a algunos analistas de la industria.

“Nuestro temor de cara a los últimos días del acuerdo era que Musk se viera obligado a vender más acciones de Tesla para financiar el desastroso acuerdo de Twitter y, en última instancia, esos temores se hicieron realidad, lo que habla de algunas de las presiones masivas de venta sobre las acciones en los últimos tiempos”, escribió Daniel Ives, de la firma Wedbush. “Musk, quien varias veces durante el último año ha dicho que ‘ha terminado de vender acciones de Tesla’, pierde una vez más credibilidad con los inversores y sus seguidores, en una especie de recreación del niño que gritó ‘ahí viene el lobo’”.