Musk aduce ahora caso de denunciante para no comprar Twitter

·2  min de lectura
El director general de Tesla Elon Musk habla durante un evento en Hawthorne, California, el 14 de marzo de 2019. (AP Foto/Jae C. Hong) (ASSOCIATED PRESS)

Elon Musk y Twitter se lanzaron el martes más acusaciones sobre los intentos de Musk de rescindir su oferta de compra de la red social.

El director general de Tesla presentó más documentos para sustentar su intento de cancelar el acuerdo de compra, esta vez con base en la información de una denuncia presentada por el exjefe de seguridad de Twitter.

La red social respondió diciendo que el intento de Musk de retractarse del trato es “inválido y erróneo”.

En documentos presentados ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), Musk dijo que su equipo legal notificó a Twitter sobre “bases adicionales” para anular el trato, además de las que se dieron en el aviso de terminación original emitido en julio.

Twitter ha demandado a Musk y ha solicitado al Tribunal de Equidad de Delaware que le obligue a cumplir con el acuerdo por valor de 44.000 millones de dólares. Está previsto que el juicio comience la semana del 17 de octubre.

En una carta dirigida a Twitter Inc., que se incluyó en los documentos presentados ante la corte, los asesores de Musk citaron el reporte del exejecutivo de Twitter Peiter Zatko.

Zatko, quien se desempeñó como jefe de seguridad de Twitter hasta que fue despedido a principios de este año, alegó en su denuncia ante las autoridades estadounidenses que la empresa engañó a los reguladores sobre sus deficientes defensas de ciberseguridad y su negligencia al intentar erradicar las cuentas falsas utilizadas para desinformar.

La carta de Musk, dirigida a la directora legal de Twitter, Vijaya Gadde, dice que las acusaciones de Zatko brindan razones adicionales para cancelar el acuerdo si el aviso de terminación presentado en julio “se determina como inválido por algún motivo”.

Musk ha pasado meses alegando que la compañía que acordó adquirir subestimó sus cuentas falsas y de spam, lo que significa que no está obligado a seguir adelante con el trato.

En documentos presentados por separado a la SEC, Twitter respondió a lo que denominó la última “supuesta cancelación” de Musk, diciendo que está “basada únicamente en declaraciones hechas por un tercero que —tal como Twitter ha señalado previamente— están plagadas de inconsistencias e inexactitudes y carecen de un contexto importante”.