Museo celebra 200 años de caricaturas caninas

·3  min de lectura

COLUMBUS, Ohio, EE.UU. (AP) — En una tira cómica de Beetle Bailey de 1970, el personaje conocido como Sarge reprende a su perro con uniforme, Otto, por un error de papeleo.

“Piensa Otto, ¡piensa!”, le dice Sarge.

“No todos podemos ser Snoopy”, le contesta un desalentado Otto.

La confluencia de dos perros emblemáticos de las tiras cómicas está en una exposición junto con decenas de otras imágenes en el museo de la caricatura más grande del mundo forman parte de un recuento de la historia de los caninos en el mundo de la caricatura.

La exposición “The Dog Show: Two Centuries of Canine Cartoons”, dedicada a 200 años de caricaturas caninas, se presenta en la Biblioteca y Museo de la Caricatura Billy Ireland en la Universidad Estatal de Ohio hasta octubre.

El origen de la exposición surgió cuando el fallecido Brad Anderson, el creador de la tira cómica Marmaduke, sobre la familia Winslow y su perro gran danés, donó su colección en 2018, incluyendo 16.000 caricaturas originales de Marmaduke de 1954 a 2010, otro arte original, correspondencia de negocios, cartas de fans y libros. Esto comenzó la conversación acerca de adentrarse en las profundidades de la amplia colección del museo en busca de imágenes relacionadas con perros, de acuerdo con la coordinadora del museo Anne Drozd.

“Había tantas tiras cómicas y caricaturas de revisa y libros de cómic, y tantos ejemplos diferentes que incluían perros”, dijo Drozd. “Parecía lógico unir todo bajo una misma temática con la que tanta gente se puede sentir identificada y adorar”.

Hay bastantes gatos que se roban la escena en las caricaturas, incluyendo a Garfield de Jim Davis y el tigre de felpa que cobra vida en “Calvin and Hobbes” de Bill Watterson.

Pero las personalidades de los perros los vuelven una figura perfecta para las tiras cómicas, dijo el curador de la exposición Brian Walker.

“Los perros tienen entusiasmo, buscan complacer, así que son personajes de caricatura muy buenos”, dijo Walker, caricaturista e historiador de caricaturas y el hijo de Mort Walker, creador de Beetle Bailey.

Aunque Otto apareció primero en Beetle Bailey en 1956, era un perro regular con cuatro patas hasta 1970 cuando Mort Walker lo antropomorfizó, dándole a Otto su propio uniforme y escritorio gracias a la influencia de Snoopy en las tiras de Peanuts de Charles Schutz, dijo Brian Walker.

La imagen más vieja en la exposición en una reimpresión de la ilustración del artista británico George Cruikshank de un clima tan malo que “llueven perros y gatos”.

Más adelante en el tiempo, la exposición incluye a perros muy famosos como Sandy de Anita la Huerfanita, Daisy de Blondie y Dogbert de Dilbert de Scott Adams. Los desaliñados peros de caricatura de George Booth para la revista New Yorker también están presentes junto con imágenes de la caricaturista de diarios alternativos Lynda Barry, así como “Trots and Bonnie”, una tira de Shary Flenniken sobre una niña y su perro que habla que aparecía en “National Lampoon” de 1972 a 1990.

Hay personajes como “Dog Man” de la serie de libros del caricaturista Dave Pilkey, y otros perros menos conocidos como los de seis tiras de Dick Tracy de la década de 1940 con un Boxer llamado “Mugg” que cuida temporalmente el famoso detective.

Se incluye un video que destaca perros animados como Scooby-Doo, Huckleberry Hound, Underdog, Pluto y Goofy de Disney, Slinky de las películas de “Toy Story” y Ayudante de Santa de “Los Simpson”.

Brian Walker dijo que su imagen favorita en la exposición es de una película clásica de Disney, “La dama y el vagabundo”, en la que los perros comen en un restaurante italiano.

“Están comiendo el mismo espagueti y sus labios se unen y se enamoran”, dijo Walker. “No hay nada mejor”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.