Murry Sill, que capturó imágenes icónicas de Miami, muere en un accidente de bicicleta a los 68 años

·8  min de lectura

Aunque su vida personal era muy colorida, la vida profesional de Murry Sill, como reportero gráfico, a menudo se mostraba al mundo en un deslumbrante blanco y negro.

Sill, de 68 años, quien falleció el 13 de abril en Aventura a causa de las heridas sufridas por un accidente en bicicleta, fue un fotógrafo del Miami Herald y del extinto Miami News que capturó algunas de las imágenes más icónicas de la ciudad.

Nacido en Camden, Carolina del Sur, y educado en la Universidad de Carolina del Sur, Sill trabajó durante un breve periodo en el Aiken Standard antes de mudarse a Miami para trabajar en el Miami Herald en 1978. Se trasladó al competidor Miami News en 1986, hasta que ese periódico cerró en diciembre de 1988.

“Murry era muy buen fotoperiodista de estilo documental que cubrió algunos de los principales acontecimientos de la historia de Miami y de otros países, incluida la guerra civil de Nicaragua”, dijo su colega de entonces, el fotógrafo retirado del Herald, Tim Chapman.

“Tan impactantes fueron algunas de las imágenes noticiosas de Sill en ese acalorado período en la Ciudad Mágica que “pusieron a Miami en el mapa de Paradise Lost”, dijo Chapman, haciendo referencia al infame artículo de portada de la revista Time del 23 de noviembre de 1981 que detallaba algunos de los problemas del sur de la Florida a principios de la década de 1980.

Entre ellos: los disturbios de McDuffie, como se les llegó a conocer.

Documentando McDuffie y Mariel

El 17 de mayo de 1980, un jurado de Tampa absolvió a cuatro policías blancos de Miami-Dade por la muerte a golpes del agente de seguros afroamericano Arthur McDuffie en diciembre de 1979. La decisión desencadenó tres días de rabia y angustia en Liberty City y barrios adyacentes. Al terminar esos días violentos había 18 muertos, 400 heridos y los daños materiales ascendían a $100 millones.

Sill estuvo allí con su cámara.

LEA MÁS: El día en que Miami se vio sacudida por los disturbios tras la absolución de los policías en la paliza de McDuffie

Liberty City arde en mayo de 1980 después de que cuatro policías de Miami fueran absueltos por la muerte a golpes del vendedor de seguros afroamericano Arthur McDuffie, ocurrida en diciembre de 1979.
Liberty City arde en mayo de 1980 después de que cuatro policías de Miami fueran absueltos por la muerte a golpes del vendedor de seguros afroamericano Arthur McDuffie, ocurrida en diciembre de 1979.
En esta foto de archivo del 19 de mayo de 1980, se ve a un agente de policía de Miami sometiendo a un hombre que, según dicen, intentaba saquear una tienda Zayre's en Northwest 54th Street, después de que estallara la violencia a raíz de un juicio que declaró inocentes a cuatro agentes de policía de Miami por la muerte a golpes de Arthur McDuffie.
En esta foto de archivo del 19 de mayo de 1980, se ve a un agente de policía de Miami sometiendo a un hombre que, según dicen, intentaba saquear una tienda Zayre's en Northwest 54th Street, después de que estallara la violencia a raíz de un juicio que declaró inocentes a cuatro agentes de policía de Miami por la muerte a golpes de Arthur McDuffie.
En esta foto de archivo del 19 de mayo de 1980, una tienda Army Surplus en Northwest 27th Avenue está en ruinas después de que fuera quemada durante los disturbios que se produjeron tras la absolución de cuatro policías blancos por la muerte a golpes de Arthur McDuffie.
En esta foto de archivo del 19 de mayo de 1980, una tienda Army Surplus en Northwest 27th Avenue está en ruinas después de que fuera quemada durante los disturbios que se produjeron tras la absolución de cuatro policías blancos por la muerte a golpes de Arthur McDuffie.

De igual manera en aquella primavera y verano abrasadores de 1980 en Miami, Sill estuvo para documentar el éxodo marítimo del Mariel con su lente Leica. Se sentó en un barco en el puerto del Mariel durante un par de semanas para observar y fotografiar, recordó Chapman. Luego regresó a Miami y a Cayo Hueso para documentar los desembarcos locales que alterarían para siempre la fisonomía de Miami.

El éxodo masivo desde el puerto cubano significó el traslado de 125,000 personas a bordo de barcos de pesca, yates, camaroneros y remolcadores durante un periodo de cinco meses que comenzó en abril de 1980. La mayoría de los exiliados llegaron a Miami, y fueron reubicados inicialmente en ciudades de tiendas de campaña improvisadas bajo las autopistas que rodean el horizonte de Miami.

LEA MÁS: Del Mariel al Miami de 1980: caos, reencuentros y una ciudad cubanizada, cambiada para siempre | Opinión

En esta foto de archivo del 23 de abril de 1980, los refugiados del Mariel saborean el nuevo amanecer sobre el puerto de Cayo Hueso y su primera prueba de libertad. El barco "Big Baby" llegó cargado de cubanos desde el puerto de Mariel.
En esta foto de archivo del 23 de abril de 1980, los refugiados del Mariel saborean el nuevo amanecer sobre el puerto de Cayo Hueso y su primera prueba de libertad. El barco "Big Baby" llegó cargado de cubanos desde el puerto de Mariel.

Según la leyenda, en 1979 Sill se involucró tanto en la cobertura de los sandinistas en Centroamérica y en el movimiento para derrocar a la dictadura de Somoza en Nicaragua que desapareció durante tres semanas antes de salir con sus fotos.

Captó a figuras mundiales en Miami, como el entonces presidente Jimmy Carter en el Fontainebleau Hotel en octubre de 1978 y a Edén Pastora, considerado un héroe de la revolución sandinista de 1979 y conocido como el “Comandante Cero”, en el Ayuntamiento de Sweetwater en diciembre de 1985.

10/26/78- El presidente Carter en el hotel Fountainbleau en Miami
10/26/78- El presidente Carter en el hotel Fountainbleau en Miami
Una foto de archivo del 31 de diciembre de 1985 de Edén Pastora, líder rebelde de la revolución sandinista de 1979, en el Ayuntamiento de Sweetwater en Miami-Dade.
Una foto de archivo del 31 de diciembre de 1985 de Edén Pastora, líder rebelde de la revolución sandinista de 1979, en el Ayuntamiento de Sweetwater en Miami-Dade.

También inmortalizó lugares emblemáticos del sur de Florida desaparecidos hace mucho tiempo como el Biscaya Hotel en West Avenue de Miami Beach, antes de su demolición en 1987.

Una foto de archivo del 21 de abril de 1983 de The Biscaya en West Avenue de Miami Beach. El que fuera el Floridian en los años 20, fue el lugar de residencia de Al Capone, Sophie Tucker y Al Jolson y uno de los hoteles más glamorosos de la ciudad. El Biscaya cayó en desgracia, fue utilizado como escenario para un episodio de la segunda temporada de "Miami Vice" titulado "Trust Fund Pirates" en 1986, y fue demolido en marzo de 1987.
Una foto de archivo del 21 de abril de 1983 de The Biscaya en West Avenue de Miami Beach. El que fuera el Floridian en los años 20, fue el lugar de residencia de Al Capone, Sophie Tucker y Al Jolson y uno de los hoteles más glamorosos de la ciudad. El Biscaya cayó en desgracia, fue utilizado como escenario para un episodio de la segunda temporada de "Miami Vice" titulado "Trust Fund Pirates" en 1986, y fue demolido en marzo de 1987.

Prince y Buffett

Sin embargo, al mismo tiempo, Sill también pudo captar el lado más alegre de Miami, el lado al que le gustaba la fiesta y asistir a conciertos de pop.

“En su carrera periodística cubrió la corresponsalía de las Guerras Civiles de Centro y Sudamérica, los disturbios de Liberty City y el éxodo marítimo del Mariel; así como sesiones fotográficas de moda y sociedad, que disfrutaba especialmente por la vestimenta, las bebidas y la comida, todo ello con su Leica metida bajo el brazo en su chaqueta de esmoquin”, dijo su hijo Marlin Sill en un correo electrónico al Herald.

Sill y Chapman fueron asignados para cubrir el concierto de la gira Purple Rain de Prince en el ya desaparecido Orange Bowl un domingo de Pascua de 1985. Dadas las restricciones para los fotógrafos, los dos se repartieron las tareas. Chapman fotografió al músico en el escenario. Sill dirigió su objetivo a los fans.

En esta foto de archivo del 7 de abril de 1985, los fans abarrotaron el Orange Bowl de Miami para asistir a un concierto de Prince de su gira Purple Rain que se celebró de forma polémica un domingo de Pascua.
En esta foto de archivo del 7 de abril de 1985, los fans abarrotaron el Orange Bowl de Miami para asistir a un concierto de Prince de su gira Purple Rain que se celebró de forma polémica un domingo de Pascua.

Sill también captó a Jimmy Buffett en el escenario del teatro Gusman en agosto de 1978, en un concierto que se grabaría para un histórico álbum en vivo publicado esa temporada navideña, titulado “You Had to Be There”.

La foto del Miami Herald que se publicó para acompañar una reseña de los conciertos de Jimmy Buffett en el teatro Gusman en el centro de Miami del 14 al 16 de agosto de 1978. Estos conciertos fueron grabados y forman gran parte del clásico doble álbum en vivo de Buffett y la Coral Reefer Band "You Had to Be There" de esa temporada navideña de 1978.
La foto del Miami Herald que se publicó para acompañar una reseña de los conciertos de Jimmy Buffett en el teatro Gusman en el centro de Miami del 14 al 16 de agosto de 1978. Estos conciertos fueron grabados y forman gran parte del clásico doble álbum en vivo de Buffett y la Coral Reefer Band "You Had to Be There" de esa temporada navideña de 1978.

Profesor de ciencias del sur de Miami

Sill, que vivía y criaba a su familia en su querido Coconut Grove con su esposa Ricky, siempre estaba “ahí”. Hasta que dejó de estarlo.

Después de que el Miami News dejara de publicarse, Sill trabajó como freelance, pero finalmente se cansó de la fotografía noticiosa y volcó su talento en el mundo académico.

Sill enseñó ciencias en la South Miami Middle School durante 14 años, desde 2004 hasta 2018.

“Murry era un gran tipo y posiblemente el mejor profesor de ciencias de la escuela intermedia en el Condado Miami-Dade”, dijo el ex alcalde de South Miami, Philip Stoddard. “Durante seis años impartí un taller de una semana financiado por la National Science Foundation para enseñar a los maestros de ciencias de la escuela intermedia cómo hacer que la ciencia fuera más atractiva para los estudiantes. Murry tomó el taller, pero ya lo hacía, era el único participante que podría haber dirigido los talleres en mi lugar. Además, era un gran artesano y un tipo encantador”.

Su amigo del Grove, Glenn Terry, dijo desde su nuevo hogar en Gainesville: “Una vez me llevó a visitar su parte de la escuela. Me contó con entusiasmo –parecía entusiasmarle todo lo que hacía– lo orgulloso que estaba de su aula acondicionada, de los progresos de sus alumnos y de sus muchos logros”.

¡Ese bigote!

Una foto de Murry Sill en su querida bicicleta en Coconut Grove. La foto fue tomada por su amigo Glenn Terry. "Murry nos ayudó con uno de mis muchos y extraños proyectos, 'King Mango's Magical Mystery History Tour of Coconut Grove' en 2015. Con ese bigote suyo, supuse que podría retroceder 110 años con facilidad. Así que le hice montar en mi bicicleta antigua y quejarse de los carruajes sin caballos que estaban arruinando el Grove", dijo Terry.
Una foto de Murry Sill en su querida bicicleta en Coconut Grove. La foto fue tomada por su amigo Glenn Terry. "Murry nos ayudó con uno de mis muchos y extraños proyectos, 'King Mango's Magical Mystery History Tour of Coconut Grove' en 2015. Con ese bigote suyo, supuse que podría retroceder 110 años con facilidad. Así que le hice montar en mi bicicleta antigua y quejarse de los carruajes sin caballos que estaban arruinando el Grove", dijo Terry.

Amigos y familiares recuerdan que Sill disfrutaba de una activa vida social tanto antes como después de tener hijos.

Sill conoció a su esposa, Ricky, mientras navegaba en los Abacos. Le encantaban las carreras de veleros y el windsurf, así como los viajes en canoa por las vías fluviales de la Florida y buscar lugares para acampar.

“Estaba locamente enamorado de su esposa e hijos y no podía presumir lo suficiente de los tres”, dijo Terry. “Es el único hombre que lució un bigote de manubrio durante toda su vida adulta. También estaba orgulloso de ello”.

Ese aspecto tan característico le resultó útil en uno de los famosos King Mango Struts que organizó Terry.

“Murry me ayudó con uno de mis muchos proyectos extraños: ‘King Mango’s Magical Mystery History Tour of Coconut Grove’ en 2015. Con ese bigote suyo, me imaginé que podría retroceder 110 años con facilidad. Así que lo hice montar en mi bicicleta antigua y quejarse de los carruajes sin caballos que estaban arruinando el Grove”, dijo Terry en un correo electrónico al Herald.

Murry Sill, a quien le gustaban muchas cosas, entre ellas comer cualquier cosa deliciosa, mostró un plato en esta foto familiar.
Murry Sill, a quien le gustaban muchas cosas, entre ellas comer cualquier cosa deliciosa, mostró un plato en esta foto familiar.

Su familia señala que Sill era un Eagle Scout, un activo tornero de madera y “considerado el equivalente humano de una navaja suiza”. Si Murry hubiera nacido primero, lo llamaríamos Murry, no MacGyver”. Amaba la buena comida, el bourbon y el baile. Y, según señala la familia, era “famoso por prender fuego a la tarta de piña de su hijo, volteándola con ron de 151 grados”.

“Cuando quería salir solo, rodaba por tierra en una de sus cinco bicicletas”. Él y su hija Savannah compartían la afición por la bicicleta, que les había llevado a recorrer todo el país y tenían planes de conquistar Europa en bicicleta, según la familia.

Murry Sill practicando ciclismo en Asheville, Carolina del Norte, en el mirador de Bad Fork Valley. Sill y su esposa, Ricky, tenían una segunda residencia en Asheville.
Murry Sill practicando ciclismo en Asheville, Carolina del Norte, en el mirador de Bad Fork Valley. Sill y su esposa, Ricky, tenían una segunda residencia en Asheville.

El accidente de bicicleta

Trágicamente, el ciclismo fue la forma en que Sills perdió la vida. Falleció en un centro de cuidados paliativos el 13 de abril, tres semanas después de salir de su casa de Coconut Grove, alrededor de las 6 a.m. del 20 de marzo, para dar su habitual paseo en bicicleta hacia el norte, en dirección a Sunny Isles Beach, según informó su familia en su página conmemorativa Caring Bridge.

De acuerdo con su familia, en algún momento de esa mañana dominical de marzo, Sill se cayó de su bicicleta alrededor de 170th y Collins Avenue. El cómo y el porqué siguen siendo un misterio. La familia se enteró, a través de otros ciclistas y de un peatón que vio la caída, y dijo que no hubo ningún coche implicado.

Sill fue ingresado en el Aventura Hospital con tres costillas fracturadas, una clavícula fracturada y fracturas cervicales y craneales. Se le practicó una craneotomía de urgencia para extraer los fragmentos de cráneo que habían penetrado en su tejido cerebral y para detener la hemorragia cerebral y aliviar la presión intracraneal.

“Era un tipo dulce y simpático que cayó abatido haciendo algo que le apasionaba”, dijo su vecina de Coconut Grove y editora jubilada del Herald, Margaria Fichtner.

Sobrevivientes y servicios

Los sobrevivientes de Sill son su esposa, Ricky Sill; sus hijos Marlin y Savannah Sill, y su hermana Anne Demby. Se planificará un acto conmemorativo en algún momento del otoño. La familia solicita que cualquier donación en memoria de Sill vaya a cualquiera de las siguientes organizaciones: WNCW, The Underline, Blue Ridge Bicycle Club, The Friends of Commodore Trail, Green Mobility, Miami Learning Experience School o WDNA.

“Murry era la quintaesencia del caballero sureño y del carácter de Coconut Grove”, dijo su familia.

A Murry Sill le encantaban los largos paseos en bicicleta, según ha compartido su familia en las fotos publicadas en su página conmemorativa en el sitio web The Caring Bridge.
A Murry Sill le encantaban los largos paseos en bicicleta, según ha compartido su familia en las fotos publicadas en su página conmemorativa en el sitio web The Caring Bridge.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.