Un "muro en el mar", el nuevo plan de Grecia para contener la llegada de migrantes

LA NACION

ATENAS.- Días después de un fallo histórico que abrió las puertas al pedido de asilo por cambio climático, el gobierno de Grecia comenzó a prepararse para la construcción de una barrera flotante en el mar Egeo para "limitar y, si es necesario, bloquear" la llegada de migrantes y refugiados lleguen a sus islas desde la costa de Turquía.

El Ministerio de Defensa abrió hoy una licitación para ofertas de contratistas que quieran encargarse del proyecto que costará, según estimaciones del gobierno, 550.000 euros, incluido el mantenimiento. Según el anuncio, la barrera tendría que tener 2,7 kilómetros de largo y 110 centímetros de alto, estar equipada con luces intermitentes y contar con "características específicas que ayuden a ejecutar la misión de administrar la crisis de refugiados".

Un oficial del gobierno aseguró que aunque la licitación viene del Ministerio de Defensa, "es para uso civil: un proceso similar al utilizado para el suministro de otro equipamiento para albergar a refugiados y migrantes". Recientemente, un aumento en la cantidad de personas que llegan a la isla de Lesbos luego de atravesar el mar Egeo desde Turquía amenazó con colapsar los campamentos para refugiados.

La crisis por los refugiados

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis, que llegó al poder en julio del año pasado, prometió que tendría una actitud más severa que su predecesor, Alexis Tsipras, respecto de la crisis de refugiados. En octubre, había señalado que no todos los estados de la Unión Europea cumplían con su deber en la crisis, según The Guardian. "No queremos cercas ni muros", dijo entonces ante el Parlamento.

Según un acuerdo firmado en 2016 por la Unión Europea y Turquía, el gobierno de Recep Tayipp Erdogan recibiría 6000 millones de euros para ayudar a contener la migración masiva hacia Europa, cuya puerta de entrada es Grecia. Sin embargo, el año pasado casi 60.000 migrantes y refugiados -casi el doble respecto de 2018- llegaron a las islas griegas, según datos de Naciones Unidas.

Actualmente, alrededor de 40.000 personas aguardan en las islas del Egeo que el gobierno griego les imparta su destino. Esta semana, hubo manifestaciones en las islas de Lesbos, Samos y Chios, donde los residentes exigen que los migrantes, que superan ampliamente la capacidad de los campamentos, sean transferidos a otros lugares de Grecia continental.

Agencias ANSA y AP