Murieron 10 militares y hay 21 personas detenidas

Alberto Morales y Pedro Villa y Caña

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval González, informó que durante el operativo para la detención de Ovidio Guzmán López, líder del Cártel de Sinaloa, fallecieron 10 militares y otros 35 resultaron lesionados, 19 agresores murieron y hay 21 personas detenidas.

Dijo que no se tienen reportes de civiles que hayan perdido la vida por el operativo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que se actuó de manera responsable y rechazó las versiones de que en la detención del capo participaron agencias o corporaciones de inteligencia de Estados Unidos.

"Actuamos con autonomía, con independencia. Sí hay cooperación, y la va a seguir habiendo, pero las decisiones las tomamos como gobierno soberano, independiente, y estas decisiones pues las tomamos en el gabinete de seguridad".

La secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, informó que Ovidio Guzmán enfrentará delitos en Estados Unidos por conspiración por la introducción de drogas y en México contra la salud y armas de fuego.

Añadió que existen investigaciones relacionadas con delincuencia organizada, independientemente de los hechos suscitados por su detención.

En la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Sedena expuso que durante el operativo se empleó un helicóptero Black Hawk, debido a que los agresores utilizaron ametralladoras de alto calibre.