Murió Sonny Chiba, leyenda del cine de artes marciales, a los 82 años

·4  min de lectura
Sonny Chiba como Hattori Hanzo, en Kill Bill: Vol. 1
Sonny Chiba como Hattori Hanzo, en Kill Bill: Vol. 1

El actor y experto en artes marciales Shinichi “Sonny” Chiba, que participó en películas como Kill Bill Vol. 1 y Rápido y furioso: Tokyo Drift, murió este jueves, a los 82 años, por complicaciones derivadas del coronavirus, según informó su manager

Había nacido como Sadaho Maeda en Fukuoka, Japón, en marzo de 1939, y con apenas 22 años comenzó una carrera en el cine, con gran reconocimiento dentro y fuera de su país. Uno de los puntos más altos de su trayectoria a nivel mundial se produjo a partir de su labor en la película Kill Bill Vol.1 (donde componía a Hattori Hanzo, nombre era tomado de un samurái del siglo XV). 

El éxito de Chiba en la pantalla grande, en tanto, fue por su alto conocimiento de las artes marciales, actividad que desarrolló en el cine por varias décadas. Practicó Bujinkan (fue 4º Dan), Karate Goju-ryu (2º Dan), Judo (2º Dan), Kendo (1º Dan), Shorinji Kempo (1º Dan), Karate Kyokushin (4º Dan), y fue uno de los fundadores de la Japan Action Club, entidad dedicada mejorar las técnicas de artes marciales que se ven en las películas.

Sonny Chiba and Vic Morrow listen to an old man in a scene from the film 'Message From Space', 1978. (Photo by United Artists/Getty Images)
Sonny Chiba and Vic Morrow listen to an old man in a scene from the film 'Message From Space', 1978. (Photo by United Artists/Getty Images)

Con el paso de los años y de más de cincuenta películas en las que participó, Chiba se transformó en un personaje en sí mismo, citado o evocado en otras películas o en programas de televisión. El personaje Clarence Worley (Christian Slater) en la película True Romance, de 1993, por ejemplo, se declara fan de Sonny Chiba. Quentin Tarantino, guionista de ese film, diez años después convocó a Chiba para Kill Bill. Pero un tiempo antes, en su debut como director, volvió a evocarlo cuando el personaje de Samuel L. Jackson en la película Pulp Fiction recita un credo falsamente atribuido al Nuevo Testamento, cuando en realidad, es un texto que originalmente aparece en la película de Sonny Chiba Karate Kiba (El Guardaespaldas). Además, en la secuencia de introducción del videojuego The Revenge of Shinobi se le ve empuñando una espada y un escudo.

Shinichi
Shinichi "Sonny" Chiba, veteran martial arts actor, poses in Honolulu, Hawaii October 27, 2005. Chiba is in Honolulu to receive the film festival's "Maverick Award". REUTERS/Lucy Pemoni

Chiba se apasionó de muy chico tanto por la actuación como por la gimnasia. Si bien participó en el Equipo Olímpico japonés por una lesión en la espalda, abandonó los entrenamientos y se dedicó a las artes marciales con el maestro de Karate Kyokushin Masutatsu Oyama. Su carrera como actor comenzó en la televisión, a principios de la década del sesenta, protagonizando dos shows de superhéroes de Tokusatsu: primero reemplazó a Susumu Wajima como personaje principal y luego, en la segunda mitad de la serie, a Gorō Narumu/El Mensajero de Alá en The Messenger of Allah.

Su debut en el cine y primer papel como protagonista fue en las películas de ciencia ficción de 1961 Invasion of the Neptune Men. Ese mismo año, Chiba apareció en la primera película de Kinji Fukasaku, Wandering Detective: Tragedy in Red Valley, que marcó el comienzo de una larga serie de colaboraciones entre los dos. Por aquellos años ya era conocido como Sunny.

También participó en Bullet Train (1975), Karate Warriors (1976), Doberman Cop (1977), y The Assassin (1977), entre muchos otros títulos. También de vez en cuando volvió al género de ciencia ficción, en películas como Invasores del espacio (Uchu kara no messeji, 1978).

Volvió a utilizar su primer apodo, Shinichi, cuando comenzó a crear las coreografías de artes marciales de muchas películas. Esa actividad alternó sus roles frente a las cámaras. Protagonizó series en el Japón (Deadly Outlaw: Rekka, de Takashi Miike y Battle Royale II, de Kenta y Kinji Fukasaku) y con la llegada del nuevo siglo se consagró como el dueño de un restaurante de sushi y forjador de espadas para samuráis en Kill Bill Vol. 1 (2003). Bond of Justice: Kizuna será recordado como su último trabajo en una película.

Antes de la pandemia iba a protagonizar una película titulada Outbreak Z, junto a Jesse Ventura y Wesley Snipes, pero el proyecto fue puesto en pausa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | Kanye West es un 'genio incomprendido'

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.