Murió Pierre Cardin: el día en que decidió restaurar el legendario castillo del Marqués de Sade

LA NACION
·3  min de lectura

Pierre Cardin dejó mucho más que un legado en el mundo de la moda. El popular diseñador, que murió este martes, también fue el responsable de la restauración del castillo del Marqués de Sade, en Provenza, Francia. Es que fue él quien, luego de que la majestuosa construcción permaneciera en ruinas durante dos siglos, se encargó de comprar y reconstruir la histórica propiedad francesa.

Vacuna rusa: se filtró parte del documento de la Anmat que expone los efectos adversos

El castillo del Marqués de Sade fue una de las ancestrales construcciones que se vieron afectadas durante la Revolución Francesa. La construcción que domina un valle del Lubéron quedó en ruinas tras ese período y solo volvió a exhibir su antigua majestuosidad luego de que Cardin se hiciera cargo de la tarea.

Durante 200 años el castillo solo fue un recuerdo. Lo que podía verse desde el pie de la montaña en la que había sido construido era apenas una construcción en ruinas. La propiedad perteneció durante mucho tiempo a un profesor apasionado por la historia que quiso resguardar el icónico espacio. Luego del fallecimiento del propietario, un amigo de Cardin sugirió que fuera él quien adquiriera el castillo.

"Me cautivó un cierto entusiasmo y me animó el maravillosa paisaje", contó Cardin, que finalmente decidió comprar el castillo a la viuda del profesor. Según contó el diseñador a la prensa, con la propiedad vino un retrato al óleo del aristócrata y 28 hectáreas de terreno.

Cardin tenía mucho trabajo por delante, pero tenía claro que no quería hacer una reconstrucción completa que borrara la esencia y la historia del lugar. "Quería mantenerlo como si, a la distancia, no hubiera sido tocado", contó. Así fue como se quedó con el castillo, ubicado en Lacoste, y lo convirtió en su casa de verano.

Para no desdibujar lo que el diseñador considerada el "alma" del lugar, trabajó en él de manera selectiva y progresiva. Así, construyó un puente para llegar hasta el patio, y en el otro extremo, ubicó la puerta de entrada que se abre a una sala de estar en la que colgó el retrato del marqués. Además, dedicó gran parte de la reconstrucción a estabilizar muros perimetrales, murallas, cisternas y graneros subterráneos.

Una uña mal cortada y dos patologías previas: la explicación del laboratorio ruso por los efectos adversos graves

El resultado fue una casa relativamente modesta que ocupa solo un borde del terreno y está rodeada de acantilados. Básicamente reconstruyó un departamento que tiene varios dormitorios, un comedor, una biblioteca y un salón. En algunos rincones permanecen los restos de techos abovedados góticos, pero los techos nuevos se estructuraron con total naturalidad con vigas reforzadas que no intentan evocar los originales. Durante mucho tiempo, el diseñador usó el castillo y sus terrenos como refugio de campo y como espacio para organizar un festival de verano en el que ofreció conciertos y óperas tanto en el patio como en la cantera trasera de la propiedad.

El reconocido diseñador de moda Pierre Cardin murió este martes a la mañana a los 98 años en el hospital americano de Neuilly, al oeste de París. Fue su familia la que confirmó la noticia sobre el fallecimiento de este modisto, todo un ícono en Francia pero también en el mundo por vestir de traje negro a Los Beatles, realizar piezas memorables y dedicarse a renovar la alta costura en el período de posguerra.