Murió un niño de 4 años tras ser picado por un alacrán: llegó tarde al hospital y el suero no funcionó

·3  min de lectura
Córdoba: está grave un nene picado por un alacrán
Nene picado por un alacrán - Créditos: @Shutterstock

SANTA FE.- Un niño de cuatro años murió en esta capital tras sufrir la picadura de un alacrán. “Es un hecho lamentable. Se hizo en forma tardía el suero (antiveneno) porque el chico se demoró en llegar” al centro médico, explicó el director del Hospital de Niños “Dr. Orlando Alassia”, Osvaldo González Carrillo.

Según el informe oficial, el paciente fue trasladado ayer al mediodía desde la zona oeste de la capital provincial. El chico fue picado en el pie y Carrillo explicó que, junto con las manos, esta es una de las zonas más frecuentes de picaduras de alacranes.

El médico advirtió que la picadura de un alacrán es riesgosa en un chico que pesa menos de 30 kilos y que la gravedad del caso depende de la especie y la cantidad de veneno que tenga el insecto.

En este caso hubo una demora en la colocación del suero de unas cuatro horas cuando lo ideal es que se coloque el suero antes de que se cumplan dos horas de la picadura”, señaló el director del hospital, quien además explicó que “hacía muchos años” que en ese hospital no se registraban víctimas fatales por picaduras de alacranes.

El cuadro que producen estas picaduras son intoxicaciones agudas, provocadas por el veneno del animal: una neurotoxina que actúa sobre terminales nerviosas periféricas del sistema nervioso simpático y parasimpático.

Desde su ingreso al hospital el menor tuvo una mala evolución y durante el tratamiento que recibió sufrió una falla cardíaca. Murió durante la tarde de ayer.

Cómo actuar ante la picadura de alacrán

González Carrillo habló sobre cómo detectar si un niño es atacado por un alacrán. “Es un dolor muy intenso. Generalmente, el chico está bien, jugando o durmiendo y de golpe empieza a llorar sin ningún tipo de causa”, dijo.

Al momento de picar, los alacranes tienen la capacidad de fraccionar el veneno en función del tamaño de su agresor o presa, por eso las picaduras en niños o niñas revisten mayor gravedad. Los especialistas insisten en la importancia de colocar una compresa fría en la zona afectada y con­cu­rrir al centro de salud más cer­ca­no.

Las recomendaciones son: revisar y sacudir las prendas de vestir, y el calzado antes de vestir o calzar, especialmente si han quedado tiradas en el suelo; sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar a un bebé o niño.

También, tener precaución cuando se examinan cajones o estantes. Retirar progresivamente los elementos de su interior en lugar de introducir la mano o revolver. Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes. Utilizar rejillas sanitarias o de trama adecuada o con protección sanitaria en desagües de ambientes y sanitarios.

Asimismo se pide controlar las entradas y salidas de cañerías así como también las aberturas y hendiduras. En puertas y ventanas, colocar burletes donde queden hendijas. También puede utilizarse alambre tejido (mosquitero). Hacer lo mismo con las rejillas de desagües. Revocar las paredes, reparar las grietas en pisos, paredes y techos. Controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes en los que pueden encontrarse.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.