Murió un hombre de 84 años y llegan a 29 las víctimas fatales de los incendios en Australia

La Policía australiana informó este domingo del fallecimiento de un hombre de 84 años que estaba internado por las quemaduras sufridas durante los incendios que afectan a ese país y que ya causaron 29 muertos.

El hombre, residente de la población de Cobargo, permanecía desde el 31 de diciembre en un hospital de Sídney, capital del estado de Nueva Gales del Sur, donde murió la mañana del sábado, reportó la agencia EFE.

En incendio en Cobargo, de 776 habitantes, también provocó la muerte de otras dos personas, un padre y su hijo, de 63 y 29 años, respectivamente.

La lluvia y la baja de las temperaturas de los últimos días ayudaron a los bomberos a contener las decenas de focos activos en Victoria y Nueva Gales del Sur, el estado más afectado donde se han registrado 21 de las víctimas mortales.

Desde septiembre pasado, los incendios han arrasado una superficie de más de 80.000 kilómetros cuadrados, mayor que la de Irlanda o Panamá, incluidas más de 2.000 viviendas.

Los ecologistas estimaron que hasta mil millones de animales, principalmente mamíferos, aves y reptiles, se vieron afectados a raíz de estos incendios.

La semana pasada el gobierno de Nueva Gales del Sur lanzó desde helicópteros más de dos toneladas de tubérculos para los animales hambrientos con el objetivo de "promover la supervivencia y recuperación de especies en peligro de extinción".

Entre las consecuencias políticas de los incendios se encuentra la caída al 37 por ciento del índice de aprobación del primer ministro de Australia, Scott Morrison, criticado por su gestión de la crisis.