Murió Benedicto XVI: los líderes mundiales despiden al “eminente teólogo” que renunció como papa

Vladimir Putin junto a Benedicto XVI
Vladimir Putin junto a Benedicto XVI - Créditos: @Archivo

CIUDAD DEL VATICANO.- Líderes de todo el mundo enviaron este sábado sentidos mensajes por la muerte de Benedicto XVI, el papa emérito fallecido a los 95 años, recordando su importancia histórica y su legado teológico.

Las condolencias y expresiones de admiración y respeto se hicieron oír desde su Alemania natal hasta Rusia, pasando por la ONU, la Unión Europea, y también desde las más altas autoridades de otras confesiones religiosas.

El canciller alemán, Olaf Scholz, compatriota de Benedicto XVI, lo describió como “un teólogo inteligente”, así como “un líder especial para la Iglesia” capaz de trascender fronteras. Mientras que Markus Söder, el ministro presidente de su Baviera natal, lo aclamó como “uno de los teólogos más influyentes del siglo XX”.

El canciller alemán Olaf Scholz
El canciller alemán Olaf Scholz

La presidenta de la Comisión Europea, la también alemana Ursula Von der Leyen, destacó la “fuerte señal” que Benedicto XVI envió con su renuncia al cargo, con la cual quiso demostrar que “se veía a sí mismo primero como un siervo de Dios y de la Iglesia”.

A nivel de la ONU, el secretario general Antonio Guterres elogió en un comunicado el “compromiso” de Benedicto XVI “con la no violencia y la paz”.

Desde la católica polonia, tierra natal del antecesor de Benedicto XVI, Juan Pablo II, llegó el saludo del primer ministro Mateusz Morawiecki, quien describió al difunto clérigo alemán como uno de los mayores teólogos de nuestro tiempo y llamó a continuar su “gran legado”.

Italia; Giorgia Meloni; mundo; roma
La primera ministra italiana, Giorgia Meloni - Créditos: @ALBERTO PIZZOLI

También la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, expresó su pesar por la muerte de “un gigante de la fe y de la razón”, de “un grande de la historia al que la historia no olvidará” aunque pasen los años.

“Puso su vida al servicio de la Iglesia universal y ha hablado, y seguirá hablando, al corazón y a la mente de los hombres con la profundidad espiritual, cultural e intelectual de su Magisterio”, agregó.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, alabó a Benedicto XVI como un “gran teólogo” entregado “al servicio de los demás”. “Mis más sentidas condolencias a la Iglesia Católica por el fallecimiento de Su Santidad Benedicto XVI”, escribió el jefe del gobierno español.

El presidente de gobierno español, Pedro Sánchez
El presidente de gobierno español, Pedro Sánchez

La Conferencia Episcopal española recordó a su vez en un comunicado las tres visitas que Benedicto XVI hizo durante sus ocho años de papado (2005-2013) a España, país con una fuerte tradición católica.

“Mis pensamientos están con los católicos de Francia y del mundo, enlutados por la partida de Su Santidad Benedicto XVI, que trabajó con alma e inteligencia por un mundo más fraternal”, dijo por su parte el presidente francés, Emmanuel Macron, en un mensaje de Twitter.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, expresó sus condolencias en nombre de su gobierno y de toda la población del Reino Unido, en memoria de un “gran teólogo”. Sunak calificó de “histórica” la visita que Benedicto XVI realizó a Gran Bretaña en el año 2010, “tanto para los católicos como para los no católicos”.

Distanciado del Vaticano por la invasión rusa de Ucrania, repetidamente condenada por Francisco, el presidente Vladimir Putin envió no obstante su pésame, destacando que con Benedicto XVI “se desarrollaron las relaciones entre la Iglesia ortodoxa rusa y la Iglesia católica romana”.

El patriarca Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa
El patriarca Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa

También desde Moscú, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, aliado de Putin, elogió a un “eminente teólogo” y defensor de los “valores tradicionales”, un concepto querido por el presidente ruso.

“La autoridad indiscutible de Benedicto XVI como eminente teólogo le permitió dar una contribución significativa al desarrollo de la cooperación inter-cristiana, al testimonio de Cristo en un mundo secularizado y a la defensa de los valores morales tradicionales”, escribió el patriarca Kirill en un comunicado.

Benedicto XVI fue asimismo recordado desde Brasil por los dos presidentes, el saliente y el entrante. “Deja un inmenso legado para la Iglesia católica, para todos los cristianos y para la humanidad”, dijo Jair Bolsonaro, en tanto Lula da Silva recordó su visita a Brasil en 2007, cuando “tuvimos la oportunidad de hablar sobre su compromiso con la fe y las enseñanzas cristianas”.

Agencias AFP, DPA y ANSA