Murdoch demanda a medio australiano por difamación sobre asalto al Capitolio

Sídney (Australia), 24 ago (EFE).- El consejero delegado y presidente de la cadena de TV Fox, Lachlan Murdoch, demandó al medio independiente australiano Crickey por publicar un artículo de opinión en el que vinculaba a su familia y Fox News con el violento asalto al capitolio estadounidense ocurrido el pasado 6 de enero.

Murdoch, hijo del magnate Rupert Murdoch, demandó al grupo Private Media, al que pertenece Crickey, ante el Tribunal Federal Australiano, por el artículo titulado "Trump es un traidor desquiciado confirmado. Y Murdoch es su co-conspirador no acusado" que fue publicado el 29 de junio pasado, según confirmó este miércoles la publicación australiana.

Los abogados de Murdoch afirman que en ese artículo, compartido muchas veces en las redes sociales, se insinúa que el empresario conspiró ilegalmente con el expresidente estadounidense Donald Trump para incitar a una turba armada a marchar hacia el Capitolio para impedir físicamente la confirmación del resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

Murdoch "ha sido gravemente perjudicado en su carácter, su reputación personal y su reputación profesional como persona de negocios y director de empresa y ha sufrido y seguirá sufriendo un daño sustancial, angustia y vergüenza", según los documentos citados por la agencia australiana AAP.

Por su parte, el editor de Crickey, Peter Fray, y el presidente de Private Media, Eric Beecher, afirmaron que "Crikey defiende su historia" y defenderá el "periodismo de interés público independiente" en los tribunales, en un comunicado publicado en su portal este miércoles.

"Esperamos defender nuestro periodismo independiente de interés público en los tribunales contra los significativos recursos de Lachlan Murdoch", señalaron.

El caso remonta a un artículo publicado por el editor político Bernard Keane, quien vinculó a Trump y sus seguidores con el asalto al Capitolio de Washington y afirmó que faltaría mucha gente en un potencial juicio contra el exlíder republicano por los presuntos crímenes cometidos durante su mandato.

"El expresidente estadounidense Richard Nixon fue el famoso 'co-conspirador no acusado' en el (caso) Watergate. Los Murdoch y su grupo de venenosos comentaristas de Fox News son los co-conspiradores no acusados de esta crisis continua", remarcó Keane.

El texto fue retirado de internet un día después de su publicación, pero volvió a ser subido por Crickey, un medio online independiente que opera desde hace más de 20 años en Australia, junto a una serie de cartas de los abogados de Murdoch en los que amenaza al medio con iniciar una batalla legal, lo que se concretó la víspera.

En un artículo publicado hoy, Keane apuntó que el "sugerir que los Murdoch no tienen ninguna responsabilidad en los sucesos del 6 de enero, o que hacer esa sugerencia debe ser castigado en los tribunales, es una negación extraordinaria del interés público. Sin embargo, eso es lo que Lachlan Murdoch persigue ahora en el Tribunal Federal".

Por su lado, el exprimer ministro australiano, el liberal Malcolm Turnbull, dijo a la emisora pública ABC que "muy pocas personas han difamado a más gente que los Murdoch a lo largo de los años a través de su organización mediática".

"El 6 de enero no podría haber ocurrido sin la influencia tóxica de Fox News", recalcó Turnbull en esa entrevista, al considerar que la desinformación sobre los resultados de las elecciones de 2020 en Estados Unidos, que ganó el demócrata Joe Biden, fue amplificada por Fox.

(c) Agencia EFE