Mural en memoria de Vanessa Guillén vuelve a ser vandalizado

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 5 abr (EFE News).- El mural dedicado a la memoria de la soldado latina Vanessa Guillén, brutalmente asesinada en abril del año pasado, y situado en las cercanías de la base de Fort Hood fue vandalizado de nuevo este pasado fin de semana.

La Liga Unida de Ciudadanos Latino Estadounidenses (LULAC) informó a través de un mensaje en su cuenta de Facebook que este sábado se había dañado la ofrenda instalada junto a la entrada de la base militar, donde Guillén estaba destinada y fue asesinada supuestamente por un compañero de armas.

La pieza apareció con numerosos daños y todas las velas rotas, aunque un militar, identificado como sargento Willams, limpió la obra, arregló los desperfectos y dejó el mural "una vez más hermoso y radiante", dijo LULAC.

Este no es el primer ataque que sufre el mural, pues ya en octubre de 2020 LULAC denunció un acto de vandalismo y solicitó la ayuda del público para identificar y capturar al individuo que lo había vandalizado.

Entonces la organización divulgó un vídeo captado por una cámara de vigilancia con la imagen de un hombre que pateó la hilera de velas que, con forma de corazón, rodeaba el mural en memoria de Guillén en Fort Hood.

Precisamente ese corazón desapareció en el acto vandálico de este fin de semana, denunció LULAC.

"A la persona que una vez más destruyó el mural en memoria de Vanessa Guillen fuera de Fort Hood.... No nos derrotarás. ¡Somos Vanessa Guillen! ¡Vamos a luchar por nuestra hermana! ¡Ganaremos!, dijo la organización latina en otro mensaje en Facebook.

El sitio del mural en la entrada de la base militar ha sido escenario de numerosas vigilias y protestas desde el asesinato de la soldado latina.

Guillén, quien servía en la base de Fort Hood, desapareció el 22 de abril y por más de dos meses sus familiares procuraron información de las autoridades militares, sin suerte.

El 30 de junio sus restos mutilados fueron hallados cerca al río León, donde fueron enterrados por su presunto asesino, su compañero en la base Aaron David Robinson, quien se suicidó cuando agentes de policía fueron a interrogarlo.

(c) Agencia EFE