Con mural conmemoran 57 años de lucha comunal en Unión Hidalgo

·3  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., julio 13 (EL UNIVERSAL).- Para conmemorar los 57 años del reconocimiento y titulación de los Bienes Comunales de Juchitán y sus anexos, que son Santa María Xadani, El Espinal, La Ventosa, Chicapa de Castro y Unión Hidalgo, se inauguró un mural en honor a los comuneros de Unión Hidalgo, por la lucha incansable que emprenden contra las transnacionales.

El mural fue realizado por el colectivo de artistas de la población "Binni Cubi" en la fachada de la casa comunal, en donde se honra los recursos naturales y los saberes de los comuneros que defienden el territorio de los proyectos extractivos, como las eólicas.

En el evento estuvieron representantes de la organización Proyectos de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), que da acompañamiento integral desde el 2013 a las y los comuneros de Unión Hidalgo.

Los comuneros recordaron que defienden el territorio desde hace más de medio siglo, pero que se la lucha intensificó en el 2004, cuando las personas poseedoras de las tierras de esta comunidad firmaron contratos de arrendamiento a título individual con la empresa Desarrollos Eólicos de México S.A de C.V (DEMEX), filial de la empresa española Renovalia Energy, para la construcción del parque eólico Piedra Larga Fase I y Fase II.

Desde entonces dieron a conocer que la firma de los contratos se llevó a cabo sin respetar el carácter comunal de la tierra, sin información en lengua zapoteca y sin datos sobre las afectaciones que traería el proyecto, como daños a la tierra de cultivo, contaminación de la tierra por los aceites de los aerogeneradores y la disminución de la productividad de los terrenos, lo que afecta también la economía local.

Con el acompañamiento de ProDESC iniciaron una defensa legal de su tierra y demandaron la nulidad de los contratos de arrendamiento. Este proceso legal sigue vigente en el Tribunal Colegiado en Materia Civil y Administrativa, en Oaxaca, porque no se ha emitido una sentencia que reconozca las violaciones a los derechos humanos que cometió la empresa contra las y los comuneros, ni se ha ordenado la cancelación de los contratos para la devolución de la tierra

Mientras, la amenaza de la instalación en Unión Hidalgo de otros parques eólicos a manos de capital extranjero permanece latente, por lo que en 2017 la comunidad tuvo que iniciar un nuevo proceso legal en el Juzgado Séptimo de Distrito en Salina Cruz, Oaxaca, en contra del otorgamiento de permisos para otras empresas sin una consulta ni el consentimiento libre, previo e informado.

Actualmente, los comuneros piden a la Secretaría de Energía (Sener) que se suspenda la reactivación el proceso de consulta del nuevo parque eólico Gunna Sicarú de la empresa Eólica de Oaxaca, argumentando que no existen las condiciones para llevarla a cabo en medio de la tercera ola de contagios y fallecimientos por Covid-19 en Unión Hidalgo, y en todo el Istmo de Tehuantepec, y asegurando que al gobierno y a la empresa no les importa el riesgo que implica para las miles de personas que participarían en este proceso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.