Municipios de NL deciden mantener suspensión de actividades

MONTERREY, NL., mayo 18 (EL UNIVERSAL).- Mier y Noriega, Doctor Arroyo, Parás, General Treviño, Aramberri, Bustamente y Melchor Ocampo, los siete municipios de Nuevo León que están en semáforo verde y podían reanudar sus actividades este lunes, se mantuvieron con las medidas de distanciamiento social para evitar que el coronavirus llegue a su población.

Además, dado que según el censo de 2015, con 64 mil 205 habitantes, apenas concentran poco más del uno por ciento de la población total del estado, su ritmo de vida ha sido menos afectado por la pandemia de Covid-19, a diferencia de los municipios metropolitanos donde se concentra el 90 por ciento de los habitantes del estado, y un mayor porcentaje todavía mayor de la actividad económica.

El secretario estatal de Salud, Manuel de la O Cavazos, informó que dichos municipios no van a iniciar actividades económicas o sociales, porque todos acordaron ir en bloque con el resto del estado, según lo que dicten las secretarías estatales de Salud y Economía, ya que el acuerdo es ciertamente cuidar el aspecto económico, pero priorizando la salud.

Por su parte, Roberto Russildi Montellano, titular de Economía y Trabajo del gobierno de Nuevo León, destacó que se trata de municipios aislados, con poca actividad económica, pero hay uno de ellos desde donde diariamente saldrían decenas de camiones a realizar entregas de mercancía en la zona metropolitana y al tratar con mucha gente, los operadores podrían contagiarse y llevar el virus al regresar a su casa, por lo cual se decidió reanudar actividades cuando lo haga el resto del estado.

Entre los municipios que tienen semáforo verde, destaca Doctor Arroyo en el sur de la entidad, con apenas 34 mil habitantes hasta 2015, no obstante que tiene una extensión territorial de cinco mil 106 kilómetros cuadrados, mayor que el estado de Tlaxcala (tres mil 977 kilómetros cuadrados), y superior a la que tienen juntos Monterrey, (894), San Pedro Garza García (69.4), Ciudad Guadalupe (153.3), San Nicolás de los Garza (86.8), Santa Catarina (984.5), Escobedo (207.1) Apodaca (183.5), García (853.2) y Juárez (277.8 Km. 2).

Pero mientras el 56.36 por ciento de la población ocupada de Doctor Arroyo (10,264 habitantes), tenía un ingreso de hasta un salario mínimo, sólo el 6.76 por ciento de la población ocupada de Nuevo León (un millón 855 mil 044 habitantes) percibían el ingreso mínimo. En contraste, el 69.95 de la población ocupada del estado percibía más de dos salarios mínimos, y en Doctor Arroyo sólo el 20.73 por ciento, de acuerdo al censo de 2010.

Los demás municipios "verdes" de Nuevo León tienen todavía mayores porcentajes de pobreza y menor desarrollo económico. Es el caso de Mier y Noriega que tiene una población de seis mil 996 habitantes, de los cuales mil 488 son población ocupada. El 66.57 por ciento reciben hasta un salario mínimo de ingreso, el 9.67 por ciento de más de uno a dos salarios, y sólo el 12.29 por ciento percibe más de dos salarios mínimos.

Nuevo León enfrentará un gran reto para evitar que crezcan los contagios de coronavirus, ya que a partir de junio, unos 250 mil trabajadores de la zona metropolitana tendrán que movilizarse para llegar a las empresas del sector automotriz, aeroespacial, de la construcción y minería, que se sumaron a la lista de empresas esenciales, afirmó el secretario de Economía y Trabajo de la entidad, Roberto Russildi Montellano.

El funcionario explicó que la cifra incluye también a los obreros y empleados de las empresas consideradas esenciales que fueron consideradas como tales en el primer decreto cuando se declaró la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Russildi Montellano comentó por otra parte que después de revisar los protocolos que fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación, y al ver que coinciden con los que habían venido elaborando en el ámbito estatal, decidieron guiarse por lo que marcó el ámbito federal, para cuidar la salud de los trabajadores que reanudarán actividades a partir de junio.

En ese sentido precisó que la etapa dos del desconfinamiento será del 18 al 31 de mayo a fin de preparar la reapertura de las nuevas esenciales, y la fase tres será a partir del primero de junio, en la aplicación de un sistema de semáforo para ver qué empresa se reactiva.